Está claro que la nueva era de películas de Star Wars no ha estado exenta de problemas tras las cámaras. Rogue One tuvo que pasar por una extensa vuelta al rodaje, Phil Lord y Chris Miller fueron despedidos de Han Solo, y Colin Trevorrow decidió abandonar la silla de dirección del Episodio IX de mutuo acuerdo con Lucasfilm.

Ahora, el director de Jurassic World ha decidido finalmente abordar el tema y parece que está definitivamente agradecido por la experiencia.

No quiero hablar demasiado sobre ello porque no quiero afectar a la forma en la que los fans pueden ver esas películas. Cuando éramos niños, estas películas vinieron a nosotros desde muy lejos. Era un regalo. Y cuanto más hablamos sobre cómo se hacen, más revela que solo son películas. Pero no son solo películas, son más que eso. Más allá de esto, tuve la oportunidad de contar una historia que es una celebración de todo en lo que creo, pude contársela a George Lucas y pude contársela a Luke Skywalker, y esas son experiencias que apreciaré el resto de mi vida.