Black Tom Cassidy tiene presencia en Deadpool 2 como objeto de una broma y, la verdad, poco más. Sin embargo, según ha revelado Ryan Reynolds en una entrevista para Empire Film Podcast, el villano de los cómics de los X-Men iba a ser uno de los villanos principales de la secuela.

Sin embargo, 20th Century Fox descartó la idea:

Black Tom estaba en la película como súper villano que tiene tiene poderes increíbles y esas cosas. Fue el jodido estudio el que dijo, ‘Os habéis pasado de presupuesto, no podéis abordar eso. Así que toda la historia fue cortada y Jack Kesy, que le interpreta, fue un buen tipo y se quedó con el papel.

Como explica Reynolds, Kesy siguió la premisa de que no hay papeles pequeños, sino actores pequeños, cuando se enfrentó a la decisión de si continuar en el papel o no.

Llamé a Jack y le dije, ‘Jack, odio contarte esto tío: vamos a cortar la mayoría de los de Black Tom’. Y eso fue antes de rodar, así que le dije, ‘Si aún quieres interpretar el papel es un trabajo de unos tres o cuatro días. Obviamente si quieres dejarlo, lo comprendo totalmente’. Él dijo, ‘No, no, estoy dentro’. Fue muy dulce por hacerlo, porque es un actor increíble. Así que Black Tom Cassidy, acabamos usando su nombre para una especie de broma en la película donde Masacre acusa falsamente a Cable de ser racista, y ya sabes, de alguna forma pensamos que era algo ridículo, así que ¿por qué no?

Por otro lado, hablando para la BBC Radio 1, Reynolds reveló algunos títulos para la secuela que fueron descartados.

Deadpool: Escape From Unicorn Mountain, Deadpool: Electric Boogaloo, Deadpool: Suburban Commando 2. Tuvimos montones de ellos. Como, honestamente, cientos.

Como resultado, esa gran cantidad de subtítulos creativos para Deadpool probó no ser a la larga de mucha ayuda.

Creo que era entretenido leerlos todos, tanto que olvidamos poner uno de ellos en la película. Recuerdo seguir recibiendo correos electrónicos de uno de los directivos del estudio, diciendo, ‘¿Habéis decidido un nombre para la película?’. Y fue como, ‘¿Deadpool 2? Ese suena genial’.

Pero según Reynolds, hubo uno de esos títulos que casi fue oficial, y por una buena razón.

Sé que Electric Boogaloo tuvo su momento. Habría sido realmente divertido. Creo que es el único que no loe llegó realmente a nadie.