Antes de que una película entre en producción, el guión tiene unas cuantas iteraciones diferentes antes de que el director y los productores estén de acuerdo en una versión final. Y aunque Masacre pueda tratar con un sinfín de circunstancias de lo más disparatadas, es casi imposible imaginarle como padre.

Pero eso casi ocurrió en uno de los primeros borradores de Deadpool 2, según revela el propio Ryan Reynolds en una entrevista reciente para Entertainment Weekly. Y aunque el guión finalmente conservó varios elementos familiares, eliminaron la idea de un Mercenario Bocazas padre.

El génesis de esto fue, ‘¿Qué pasaría si Masacre tuviese un hijo? ¿Qué pasaría si empezase cinco años después y cómo sería?’. En la página 1,5 ya era insostenible. Decíamos, ‘No. No. No, no, no, no. Esto no va a funcionar nunca’. Volvimos a la mes de dibujo y trabajamos de nuevo en ello de una forma en la que quisiera tener un hijo, que es algo que sé que mucha gente experimenta a diario, querer tener un hijo pero no poder.

La primera película es una historia de amor encubierta como una película basada en cómics, y esta es una especie de película familiar encubierta de nuevo como película basada en cómics.