Hace pocos días conocimos que las próximas películas X-Men: Dark Phoenix y Los Nuevos Mutantes habían sufrido un retraso en su estreno por decisión de Fox. Ahora, Collider arroja un poco de luz sobre los motivos que han llevado a esta decisión.

Por un lado, se mantiene el rumor de que el retraso de Los Nuevos Mutantes se debe a que el estudio quiere hacer la película más tenebrosa y, además, tienen intención de añadir al menos a un personaje más. La cosa es que esta adición no sería un mero cameo, sino un papel tan principal como los que ya hay, lo cual requeriría rodar muchas nuevas escenas. En total, la fuente afirma que deberá volver a grabarse el 50% de la película.

Por otro lado, la nueva entrega de la franquicia principal de la Patrulla-X se habría visto retrasada por la clásica vuelta al rodaje. Si bien esta es una práctica habitual en muchas películas de gran presupuesto, en esta ocasión la dificultad para unir a todo el reparto para re-grabar habría propiciado el retraso del estreno. Al menos, no parece haber motivos para preocuparse en este caso.

X-Men: Dark Phoenix