Este fin de semana se estrena en los cines Tomb Raider, la nueva adaptación de la popular saga de videojuegos, pero todo apunta a que pese a su tirón no conseguirá batir al Rey de Wakanda.

Según estimaciones de Deadline, Tomb Raider, protagonizada por la oscarizada Alicia Vikander, recaudará entre 23 y 25 millones de dólares durante su primer fin de semana en Estados Unidos. Black Panther, que ha estado en lo más alto de la lista de taquilla doméstica durante cuatro semanas seguidas, buscará seguir como número 1 una semana más con estimaciones de recaudación de 27 millones de dólares.

Ciertamente, Warner Bros. espera una recaudación mayor para Tomb Raider de lo que se predice, pero las reseñas iniciales de la película no son demasiado buenas, y eso podría traducirse en un recibimiento un tanto frío.

Si las estimaciones para Black Panther se cumplen, la película superará los 600 millones de dólares recaudados en Estados Unidos, acercándose cada vez más a Los Vengadores para convertirse en la película de superhéroes más taquillera de la historia del país.