Según ha revelado Kurt Sutter, creador de la exitosa serie de televisión Hijos de la Anarquía, en su día estuvo trabajando con Marvel en un guión de Punisher que sería una secuela de la película de 2004 protagonizada por Thomas Jane.

En una entrevista para Looper, Sutter habla sobre por qué se canceló el proyecto, revelando que en realidad él fue contratado para retocar el guión que ya tenía Marvel.


Así que me pongo con ese guión, y pienso, ‘Ah, sí, estoy dando un empujón a Marvel, tío’. Y literalmente había gente, incluyendo a Gale Ann Hurd, que decían, ‘Uh’. No sabían qué narices estaba pasando. Y no es que no hiciese las cosas que dije que iba a hacer, sino.. También hice muchas otras cosas. Soy fan de Marvel, pero no era un chico que creció con cómics. En realidad no me metí en ese mundo hasta hace unos 15 años, que es cuando empecé a comprar novelas gráficas. Y eso ocurrió en París, porque su industria de la novela gráfica va décadas por delante de la nuestra. Pero no me di cuenta de que no te puedes tomar libertades con algunos de los personajes y algunas de las características, porque son lo que son. Son muy poco originales, son estereotipos, pero este es el tipo que hace esto, y este es el tipo que hace esto. Así que son bidimensionales por una razón: ese es el propósito al que sirven. Así que estuve intentando ampliar el Universo Marvel en una dirección en la que no se debería haber ampliado (risas).

En cuanto a qué intentó hacer, Sutter dijo que intentó aportar algo de peso emocional al personaje, sabiendo que Jane tenía las características interpretativas para hacerlo. También introdujo a un interés amoroso para Frank Castle, pero ninguno de esos aspectos encajaba con la visión de Marvel para la película.

Investigando sobre ello, es un personaje muy icónico y prácticamente todos los vigilantes creados desde entonces tienen alguna parte de esto, pero lo que creo que estaba intentando hacer… Conocía a Thomas Jane un poco, y pensaba que era un gran actor y tenía mucha profundidad emocional que quizás algunas otras estrellas de acción podrían no tener. Así que creo que estaba intentando escribir para la emocionalidad de este tipo y motivar la violencia absurda con algo de significado. Eso no significa que fuese como el jodido Gandhi (risas). Pero solo estaba intentando arraigarlo un poco más a la angustia mental por la que pasó para justificarlo, y coger un poco de ese viaje. Y eso es por lo que tuve la conexión con el personaje femenino: porque fui capaz de explorar ese dolor a través de esa relación. Así que creo que eso es lo que intenté hacer: humanizarlo un poco más. Pero es el tipo de cosa que solo aparece una cantidad de tiempo X en las películas, así que tienes momentos de eso, pero en realidad no puedes tener una subtrama que explore ese tipo de cosa. No en una superproducción veraniega o en una película de Marvel.

Sutter llegó a alcanzar una segunda ronda de revisión con su guión, pero aparentemente la decisión ya estaba esencialmente tomada.

Ya sabes, si lo había, no creo que fuese algo que alguna vez me hayan vocalizado. Mira, no es que cogiese el guión y fuese escrito en un idioma diferente. Quiero decir, había partes de él que les gustaron. Creo que se dieron cuenta de lo que intentaba hacer… y lo erróneo que era (risas). Así que intentaron guiarme, y como dije, hice otra versión, pero la pobre Gale Anne Hurd, creo que es la única que me animó en ese proceso. Y Kevin… Estábamos sentado en una gran mesa, y creo que ella empezó a mirar a Kevin, susurrando, ‘No sé qué ha pasado’. En cualquier caso, estoy seguro de que hubo buenos comentarios, pero como guionista, todo lo que escuché fueron malos comentarios. Y creo que en ese momento, Marvel estaba lista… no como la máquina que es ahora, sino que estaba encontrando su base. Y creo que hubo un proceso de ir hacia abajo, y hubo mucha gente a la que se le invitó a irse y se le dieron labores de producción. Empezaron a limpiar la casa un poco en ese momento y a gestionar las franquicias de una forma diferente, y Kevin lideró esa carga.