Todas las noticias del Universo Marvel

Ryan Reynolds habla sobre por qué David Leitch es el director adecuado para Deadpool 2

Aunque 20th Century Fox tiene ya varias fechas reservadas el año que viene para proyectos basados en Marvel Comics, una de las películas más esperadas, Deadpool 2, aún no tiene fecha oficial de estreno.

En una entrevista reciente para Entertainment Weekly, el actor Ryan Reynolds ha ofrecido un actualización sobre el estado de la producción antes de confirmar que están en el proceso de contratación del actor para Cable y pensando en añadir a Dominó.

Estamos justo en la fase de desarrollo pero estamos a punto de entrar en producción.

Después de alabar al director Tim Miller por su trabajo duro en la primera película, Reynolds explicó por qué David Leitch fue la elección adecuada para encargarse de la secuela tras el abandono de Miller.

Todo el mundo era un fan de su trabajo. Es un tipo que es muy muscular con su acción. También comprende realmente esas sensibilidades de Masacre y hacia dónde necesitábamos llevar la franquicia a partir de aquí. Y me encanta John Wick. Una de las cosas que hace David Leitch y que muy pocos cineastas pueden hacer en estos días es que puede hacer que una película con un presupuesto ultra ajustado parezca que ha sido rodada con 10 o 15 veces lo que costó.

Y es que, según parece, la intención del estudio y los productores, entre los que se encuentra Simon Kinberg, es mantener la secuela en la línea de una película de bajo presupuesto.

La meta para nosotros cuando nos sentamos y empezamos a hablar sobre ello fue que necesita ser tan provocativa y asombrosa como la primera película, lo que significa que no puede ser solo una continuación de la primera película. Tiene que ser tan fresca y original en cuanto a tono y estilo. Eso es en especial un gran reto porque tuvieron 10 años para gestar la primera película y no tenemos esa cantidad de tiempo para la segunda película. Esa es la mayor orden para la segunda película: no hacerla más grande. Tenemos que resistir la tentación de hacerla más grande en escala y alcance, que normalmente es lo que haces cuando tienes una película exitosa por sorpresa. Y eso es permanecer fieles a los principios de su tono, estilo y humor que la hacen tan especial, no son las explosiones y los efectos especiales.