Según se publicó en su día, el director Tim Miller abandonó la silla de dirección de Deadpool 2 por diferencias creativas con el actor Ryan Reynolds.

Ahora, en una entrevista para GQ, Reynolds ha hablado brevemente sobre el tema, lamentando la marcha de Miller.

Todo lo que en realidad puedo añadir es que estoy triste de verle fuera de la película. Tim es brillante y nadie trabajó más duro en Deadpool de lo que lo hizo él.