El mes pasado descubrimos que Fox decidía cancelar un nuevo proyecto de serie de televisión basado en el universo X-Men, Hellfire, pero no llegamos a saber exactamente por qué.

La serie, que giraría en torno a la organización mutante conocida como El Club del Fuego Infernal, se encontró con su primer escollo cuando en enero sus co-creadores Evan Katz y Manny Coto abandonaron el proyecto para trabajar en 24: Legacy. Sin embargo, la CEO Dana Walden revela para Slashfilm que el mayor problema fue la forma de abordar la serie, que parecía más una película.

Vimos un primer borrador de Hellfire y había mucho trabajo por hacer. Manny y Evan estaban muy ocupados con la nueva 24. En cierto punto todos nos reunimos, juntos con Simon Kinberg, Bryan Singer, Lauren Shuler Donner y Jeph Loeb en Marvel, y tomamos una decisión. Diría que si fuese por algo, es que porque Hellfire no era ideal para nosotros, parecía más una serie que queríamos lanzar como una película en lugar de sacar ventaja real de lo que mejor hace la televisión: explorar las relaciones, los personajes y los momentos pequeños. Eso no significa que no puedan parecer una gran serie, pero Hellfire parecía más otra entrega de las películas.

La cadena reemplazó Hellfire con otra serie, un proyecto basado en los X-Men aún sin título que llegará de la mano de Matt Nix, y que precisamente se centra en los personajes y las relaciones. Estará protagonizada por dos padres normales y corrientes que descubren que sus hijos tienen poderes mutantes, y deben escapar del gobierno.

Habrá algunos personajes icónicos, pero la mayoría es sobre la familia nueva.

En una entrevista aparte con IGNJeph Loeb comenta sobre esta nueva serie:

En realidad aún no hemos podido contar a nadie cuál es toda la historia. Podrán verla, y cuando lo hagan, quedará claro por qué fueron elegidos esos personajes, hacia dónde van y qué les está pasando.

De hecho, Loeb cree que Nix es perfecto para ese concepto de construir relaciones.

Como fan de los X-Men, al final lo que Matt (el showrunner y creador) aporta es que los X-Men son siempre historias sobre familia. Ahí es donde empezamos, hay es donde vivimos. Es sobre comprender cómo tratamos los unos con los otros.

Es sobre padres que no comprenden lo que está mal con sus hijos, es sobre hijos que no comprenden a sus padres. Y él comprende eso. Lo capta.