Todas las noticias del Universo Marvel

Jon Bernthal dice que el Frank Castle visto en Daredevil no es Punisher

En una entrevista reciente con Awards Daily, el actor Jon Bernthal habló sobre su interpretación de Frank Castle en la segunda temporada de la serie de televisión Daredevil.

Bernthal admitió que antes de participar en la serie no estaba intentando conseguir un papel de superhéroe de forma activa, pero descubrir cosas sobre la historia de Castle fue lo que le hizo cambiar de opinión.

No estaba intentando conseguir entrar desesperadamente en el mundo de los cómics. (Risas) Para mí, es sobre el ser humano. No tiene superpoderes. Su súper poder es su humanidad. Es su motivación, su rabia y su pérdida. Nunca podría haber interpretado este papel si no fuese un marido o un padre. Hasta que comprendes realmente lo que es querer a alguien más que a ti mismo y que darías tu vida por ellos, solo entonces puedes comprender lo que significaría si los apartasen de tu lado.

Punisher en Daredevil

Bernthal también habló del estilo de lucha de Punisher, que variará con respecto a lo visto en su introducción inicial y lo que veremos del resto de personajes de las series de Marvel en Netflix.

Creo que cuando hablamos de personajes como estos, la forma en la que luchan, lo que motiva la pelea es muy importante. Derrotar a alguien para meterlo entre rejas es diferente a alguien que descarga su rabia sobre la gente. El Frank Castle que encontráis en esta historia no es Punisher. Le mueve la pérdida de su familia. Está conducido por la rabia y está en una misión singular para encontrar a esa gente que le apartó de su familia, y lo hace tan brutalmente como sea posible.

En cuanto a cuál es su escena favorita de la segunda temporada de Daredevil, sorprendentemente Bernthal escoge una que carece de violencia o acción.

Una gran parte de este tipo es que es un tipo que se busca a sí mismo. Está lleno de dolor, arrepentimiento y remordimiento. Está la escena del cementerio donde se abre. Proporciona esa escena donde explica cómo es llegar a casa y ver a su hija. Fue un regalo de John C. Kelley. He estado lejos de mis hijos tres meses, y fue una tortura para mí, pasar por eso… Él siente una cantidad increíble de dolor. Ese diálogo fue para mí el ancla de la temporada.