Nadie lo diría, pero X-Men: Apocalipsis pelea actualmente en taquilla por mantener el tipo ante un rival que nadie esperaba, Deadpool. La película del Mercenario Bocazas fue toda una sorpresa, y muchos opinan que la nueva película de la franquicia mutante principal no alcanzará a lo conseguido por Masacre.

Aunque el éxito de Deadpool podría significar un cruce inevitable con los X-Men, el director Bryan Singer comenta para Variety que la diferencia de tono entre las dos franquicias es una situación delicada que hay que considerar.

Bryan Singer

Si coges a un personaje tan irreverente y trascendente como Masacre y lo conectas con algo tan terrenal y serio como los X-Men, tienes que hacerlo con cuidado y suavidad. Cuando los lances a todos juntos puede ser un desastre. Tiene que hacerse con delicadeza, pero hay mucho lugar para hacerlo.