El otoño pasado fuimos testigos de como Marvel Studios se desvinculaba del CEO de Marvel Ike Perlmutter para pasar a reportar directamente a Disney, todo ello debido a, aparentemente, problemas de incompatibilidad entre las ideas de Kevin Feige y Perlmutter.

Ahora, THR informa que la gota que colmó el vaso llegó durante el rodaje de Capitán América: Civil War, donde dicen que Feige estaba muy frustrado con la notable tacañería de Ike Perlmutter. De hecho, la frustración era tal que Feige acabó acudiendo a Bob Iger amenazando con irse de Marvel si no quitaban a Perlmutter de en medio.

Como decimos, Disney hizo caso de Feige, y ahora este reporta directamente al jefe de Disney Studios, Alan Horn, mientras que Perlmutter retiene el control de Marvel TV y Marvel Comics (lo cual es la razón de que no veamos a personajes de Netflix o ABC en el cine).

Kevin Feige

Uno de los directores de Capitán América: Civil WarJoe Russo, confirmó sus frustraciones con Perlmutter:

Llevamos en este viaje de Marvel desde El Soldado de Invierno, y podría haber habido algunos puntos de la historia de Civil War que causaron una guerra civil dentro de Marvel. Creo que hubo años en los que Kevin estuvo absorbiendo el daño inflingido a la compañía.

Russo también dice que ahora la atmósfera en Marvel Studios es mucho más saludable y feliz, y eso allana el camino para tomar decisiones realmente más convincentes, como la contratación de Taika Waititi para dirigir Thor: Ragnarok y Ryan Coogler para dirigir Pantera Negra, que suena como algo que no habría ocurrido con Perlmutter.

Y es que los problemas ocasiones por Perlmutter son numerosos, destacando por ejemplo toda su guerra contra Fox Studios, de la que derivó la cancelación de los cómics y el merchandising de los personajes cuyos derechos posee Fox.

También resulta que el comité creativo de Perlmutter fue el que canceló el cómic de los Guardianes de la Galaxia de Dan Abnett y Andy Lanning que inspiró la exitosa película de James Gunn. Uno de los miembros del comité, Brian Michael Bendis, incluso se colocó a sí mismo como guionista de la serie, lo que llevó a la creación de una serie de animación para Disney XD (de la que se encargaba el editor de Bendis en Guardians of the Galaxy, Stephen Wacker). Afortunadamente, tanto Feige como Gunn se preocuparon de dar todo el crédito que se merecen a Abnett y Lanning por ser la inspiración para la película.

 

Otro detalle curioso es cómo funciona el sistema de pago en Marvel Comics y Marvel TV. Los responsables de los cómics cuyos personajes dan el salto a televisión Disney cobran royalties, por lo que sabiendo que Marvel Studios estaba desarrollando una película de los Guardianes de la Galaxia, el comité creativo despidió a Abnett y Lanning y se situó a sí mismo en el control de los cómics y la serie animada para así llenarse los bolsillos.

También se sabe que Perlmutter ordenó a Marvel Studios avanzar con una película de los Inhumanos, una raza que su comité creativo presentó previamente en la serie de televisión Agents of S.H.I.E.L.D. Ahora, con Perlmutter fuera de la foto, se dice que la película ha sido apartada del calendario hasta que el arco de los Inhumanos de Agents of S.H.I.E.L.D. sea olvidado.