Cuando el equipo de producción de Deadpool decidió que querían que la película fuese clasificada R, eso significó automáticamente que tendrían un presupuesto bastante menor a cualquier otra película de superhéroes.

Sin embargo, es lo que ellos y los fans querían, así mantuvieron la decisión y, afortunadamente, lo han conseguido. Y es que, según podemos leer en CBM, la película ha sido clasificada R de forma oficial por fuerte violencia y lenguaje durante toda la película, así como contenido sexual y desnudos gráficos.

Por otro lado, 20th Century Fox ha publicado otro gracioso anuncio para televisión titulado Pretty Little Poolers.

Deadpool