Ryan Reynolds lleva queriendo hacer una película de Masacre desde 2005, y ahora diez años después finalmente ha conseguido cumplir su deseo. Y como acabamos de saber, además será clasificada para adultos.

En una entrevista reciente para Vulture con motivo del estreno de Woman in Gold, Reynolds comenta de nuevo que hizo falta que se filtrase el material de prueba de Deadpool para que el estudio se diese cuenta de las ganas que realmente tenían los fans de ver el filme.

Eso sí, si la película ha obtenido luz verde también se debe a su bajo presupuesto.

Cuando se filtró el material, les mostró lo grande que es el apetito de los fans por esta película y este personaje, y nos dejaron hacerla. Y nos dejaron hacerla, en gran parte, de la forma en la que queríamos hacerla. Parte de esto es porque el presupuesto es lo que sería el presupuesto de catering en una película normal de X-Men, pero es maravilloso. Podemos hacer al personaje de la forma que queremos, incluso aunque tenga que hacer explotar estadios necesariamente.

Deadpool

Pero el presupuesto no fue el único problema, ya que los que conocéis a Masacre sabéis que es un personaje un equilibrio único entre el humor y la violencia.

En primer lugar, es un personaje difícil de entender. Masacre es súper consciente de sí mismo que tiene cáncer terminal y comprende que está en un cómic. Eso es algo difícil de encajar en el universo de X-Men que has estado construyendo durante dos décadas, así que para ellos, todo esto era sobre control de riesgos.