Todas las noticias del Universo Marvel

[Reseña] Inhumano Nº 1

Inhumano Nº 1

Tras los líos de guionistas, al fin tenemos desde hace dos meses en nuestras librerías el inicio del evento escrito por Matt Fraction. La secuela inevitable del anterior evento, Infinito, promete cambiar el futuro del Universo Marvel. Si no lo leíste no te preocupes, este número es para ti. Ahora bien, yo no esperaba más para hacerme con el compendio. Y si no te convenzo yo, lee aquí las reseñas.

Si ya te hiciste con ellos y además eres un veterano de Marvel, puede que entonces la primera parte de este número, el correspondiente al Inhumanity Nº 1 USA, te sepa a poco. Pues la primera parte de la grapa es un resumen del final de Infinito, ese final que parece escrito por Michael Bay en el que vemos la destrucción de Atilán, la ciudad de los Inhumanos, y su posterior derrumbamiento sobre la ciudad de Nueva York. Pero por si esto fuera poco para ponernos en situación, Fraction nos suelta toda la historia Inhumana a lo largo del número. Para ello usa, como no podía ser de otra forma, a un inhumano, Karnak. Rayo Negro está desaparecido y Medusa tendrá su protagonismo en futuros números. Pues bien, todo el número se centra en la conversación que tiene el inhumano cabezón con los Vengadores, contándoles toda la historia de su especie y el porvenir del mundo ahora que las Nieblas Terrígenas se han expandido por todo el planeta. Afortunadamente, para hacernos la historia más llevadera, Matt Fraction tira de flahsbacks y le ahorra unas cuantas escenas a Karnak.

En lo que respecta al apartado gráfico, Olivier Coipel, que ya conocerás si sigues X-Men, hace lo que puede con sus lápices en una historia que no permite mucho al transcurrir casi toda en un mismo escenario y con los mismos personajes. Ojo a ese Bruce Banner reciclado de su diseño de John Sublime en X-Men. Los flashbacks están repartidos entre Leinil Yu y Dustin Weaver, destacando principalmente el primero, que se ajusta más al estilo de Coipel. Laura Martín cumple al color como nos tiene acostumbrados, adaptándose bien al estilo de Coipel y del entintador Mark Morales. Los flashbacks los colorea Israel Silva con un trabajo notable.

La segunda parte de este número contiene el Inhumanity Nº 2 USA, titulado Medusa. Aquí cambiamos un poco de tercio, no más historia inhumana. Es la hora de empezar a afrontar los hechos. Medusa se convierte en la protagonista del evento. Rayo Negro ya no está y alguien tiene que asumir el liderazgo. Profundizamos en la personalidad de la reina inhumana y en como los eventos están azotando al planeta. Esta parte, nos ofrece mucho más que la historia de Karnak que, como ya dije, solo sirve de introducción. Mientras Medusa se vuelve consciente del nuevo rol que le toca asumir, vemos como las consecuencia de las Nieblas Terrígenas empiezan a notarse. Los famosos capullos de los humanos afectados aparecen por todo el globo y no solo los Vengadores están interesados en ellos. Se abren muchas puertas para futuras historias a partir de aquí. O al menos parece que esa era la intención de Matt Fraction, pero el guionista de Ojo de Halcón ha dejado el evento en manos de Charles Soule. ¿Cómo afrontará el nuevo guionista el tomar una historia ya empezada y con tantos flecos abiertos? Eso lo veremos en los próximos números.

Dibujan Nick Bradshaw y Todd Nauck. A mi parecer hubiera valido más mantener a Coipel, pero bueno, ningún artista puede con tantas páginas en un mes. La estética de Bradshaw es un tanto sobrecargada, y más para una historia que no necesita tanto detalle, pues los escenarios son casi irrelevantes. Nauck sí que tira por un dibujo más sencillo, pero llegando casi al dibujo de animación. Además, la diferencia entre ambos artistas es muy notable, algo que nunca me ha agradado en un cómic. Distrae al lector ver un cambio tan drástico de dibujo. En cuanto al color, sucede algo un tanto contrario, mientras que el dibujo de Bradshaw destaca por encima del de Nauck, el color de Andres Mossa para los dibujos de este último se adapta mejor que los de Antonio Fabela a los del primero, sin menospreciar a Fabela. Aun así, y resumiendo este apartado, el dibujo puede ser muy mejorable. Parece que Marvel no está dispuesto a poner a sus pesos pesados en esta historia, de momento.

Y llega el momento del veredicto. Hay que reconocer que este primer número deja bastante que desear con respecto a lo que nos prometía Marvel. También es verdad que es el primer número, así que hay que darle un tiempo para que se asiente la historia y darle una oportunidad a Soule, que sigue con el segundo número y nos ofrecerá una nueva perspectiva. El apartado gráfico también ofrece un cambio que parece que será para bien con Joe Madureira. Así pues, concluyendo ya, quizás no sea el cómic que buscas o el que más te divierta del mes, pero puede que a la larga esta historia se convierta en una de esas imprescindibles de Marvel que no te quieras perder, y para saberlo hay que empezar por este número. Y eso por no olvidar ciertos rumores sobre el papel de los Inhumanos en el futuro inmediato de Marvel, tanto en el cine como en los cómics en sustitución de los mutantes…