Kevin Feige

Hablando para el Huffington Post, Kevin Feige ha revelado la difícil posición en la que se encontró Marvel Studios después de hacer el cameo de Tony Stark al final de El Increíble Hulk. La escena parecía indicar que Los Vengadores nos habría contado cómo el equipo se reúne para ir tras Hulk (una posibilidad en la que estuvo trabajando Zak Penn antes de que el guión fuese reescrito por Joss Whedon), pero finalmente no fue así.

La verdad del problema es que estábamos muy preocupados por el hecho de acorrarlarnos, y no lo hicimos. Y si encontrábamos un tenedor en la carretera y teníamos una idea realmente buena, una que nos acorralase y una que nos ayudase a progresar en la historia que necesitábamos contar en la película, siempre iríamos en la dirección de contar la historia que necesitábamos contar. Diré que el cameo de Tony Stark en El Increíble Hulk requirió que saliésemos de la esquina. No seguimos esa escena en la narrativa en ninguna de las películas siguientes. Pero, para los fans, que son realmente los únicos que están diciendo, ‘Hey, espera un momento. ¿Qué pasa con la escena en la que entra Tony Stark y habla con el General Ross?’, hay un corto en el DVD de Capitán América: El Primer Vengador que termina con eso y lo explica todo. Así que todos los puntos están conectados  y la mayoría de ellos no nos acorralan. Pero diría que es la vez que más cerca hemos estado.

En cuanto a los recientes rumores de que Ben Kingsley está negociando para ser un villano en Iron Man 3, el Presidente de Marvel Studios se mostró un poco reacio a hablar del tema.

Hay rumores en internet de que estamos en negociaciones con Ben Kingsley. Marvel no confirma a ningún actor hasta que todo está completamente hecho. Y, incluso en ese momento, no habla de los personajes. Me encanta la idea de que haya una película de Stark Trek en producción ahora mismo, y no tengo ni idea de quiénes son los nuevos personajes y villanos. Me encantaría poder seguir esa tónica durante las próximas películas que hagamos.