Uno de los mayores escenarios de Los Vengadores es la enorme batalla en la ciudad de Nueva York que enfrenta al equipo de superhéroes contra el misterioso ejército alienígena de Loki. Sin embargo, Marvel Studios no pudo rodar la destrucción de la calle 42 en la Gran Manzana, y en lugar de eso decidió usar la calle 9 Este de la parte baja de Cleveland para sacar adelante la secuencia. Aún así, la tarea no fue fácil, tal y como comenta el Productor Ejecutivo Louis D’Esposito.

Cuando presentamos nuestro plan a la ciudad de Cleveland, aportamos una reconstrucción por ordenador que mostraba una imagen de la calle con una gran destrucción y dijimos, ‘Esto es lo que necesitamos conseguir’. Al principio era un poco sobrecogedor cuando lo mirabas, y la reacción colectiva del lugar fue silencio, y después una palabra, ‘Guau’. Pero entonces les mostramos un paso más y cómo protegeríamos las calles y los comercios. Cooperaron mucho y nos permitieron hacer todo lo que necesitamos desde el primer día.

A esto, la también Productora Ejecutiva Patricia Whitcher añade:

No podríamos estar más agradecidos a la sede del Gobernador, el a Ayuntamiento y el comisionado de cine Ivan Schwartz, porque sin todo su apoyo y esfuerzos coordinados nunca podríamos haber conseguido algo tan enorme en varias manzanas de la ciudad. La ciudad fue extremadamente complaciente, proporcionando todo lo que necesitábamos. Fue un placer rodar allí.

El Diseñador de Producción James Chinlund continua:

Fue genial trabajar con la ciudad de Cleveland y fueron muy serviciales. Fue una ventaja enorme rodar en esa zona, porque nos dio todo aquello que necesitábamos para empezar. Visualmente, la calle 9 Este tenía un aspecto genial y en las imágenes es un calco de la calle 42 de Nueva York.

Kevin Feige explica:

Cuando combinas efectos visuales con una localización, tiene que haber al menos algo de conexión entre ambas. Nos gusta usar estructuras reales y obviamente coches reales y cualquier elemento real que podamos usar, y después mejorarlo con efectos visuales. No queremos que el equipo de efectos visuales lidere todo, y esa es nuestra filosofía. Lo ideal es que sea 100% real, pero no siempre puede ser así. James Chinlund hizo un trabajo genial diseñando la calle porque hay muy poco que ha tenido que ser mejorado con efectos visuales.

El director y guionista Joss Whedon describe la escena en la que el equipo puso más esfuerzo para crearla para la gran pantalla.

Comienza con un momento congelado, donde la gente de Nueva York está enfrentada a unas fuerzas malvadas irreconocibles por primera vez, así que todos han parado sus coches y han salido para descubrir qué está pasado. De repente todo se convierte en una enorme carrera, donde todos escapan y todo empieza a explotar en la calle. Hay coches explotando y volando por los aires, gente corriendo por salvar sus vidas y entonces tiene lugar una batalla entre los Vengadores y esas fuerzas del mal. No recuerdo escribir nada tan grande como lo que rodamos. No creo que nadie quedara con vida, incluyendo a los Vengadores, así que eso podría convertirse en un problema más tarde. Fue un día muy emocionante. Usamos sobre 15 cámaras, volamos y explotamos infinitos coches, fue una orgía de destrucción. Este no es el tipo de cosas que suelo hacer, pero también nos las arreglamos para conseguir algo de humanidad en el medio de todo eso. Así que no es solo un espectáculo, pero Dios, vaya espectáculo.

Jeremy Latcham, también Productor Ejecutivo, añade:

En Marvel, Dan Sudick es el patrón de oro cuando se trata de efectos especiales. Ha estado con nosotros desde Iron Man y hay dos cosas que quieres conseguir cuando ruedas una escena como esta, la primera es que sea un espectáculo que pueda ser fácilmente integrado con efectos visuales y la otra es que se haga sin peligro. Con Dan consigues lo mejor de ambos mundos y siempre proporciona el espectáculo que se requiere, y podemos dormir por las noches sabiendo que van a preocuparse de que todo el mundo esté a salvo.

Como parte del proceso, Joss Whedon reclamó la presencia de 25 miembros del 391º Batallón de Policía Militar con base en Ohio. Las tropas fueron incluidas para añadir una capa de autenticidad y dar a las escenas de combate gran realismo, según ha comentado el Teniente Coronel John Clearwater.

Es un tributo la Reserva del Ejército de los Estados Unidos y el veterano Batallón 391 de la Policía Militar. Sacudieron las calles de Cleveland con sus ametralladoras del calibre 50 y sus Mark-19. El equipo de la película se quedó asombrado por su potencia de fuego y su trabajo en equipo.

Whedon termina:

Fui realmente feliz por poder incluirlos en la película. Es una parte pequeña, pero añade mucho a la escena cuando tienes algo real. Sabían como llevar y disparar un arma y tomar una calle que está siendo atacada, e hicieron un trabajo fantástico.