Cuando se reveló que Ed Norton no repetiría como el gigante esmeralda de El Increíble Hulk en Los Vengadores, comenzó la caza de un nuevo Bruce Banner. Sin embargo, tanto Marvel Studios como el director de la película, Joss Whedon, ya tenían un actor en particular en mente.

Mark fue mi elección soñada y tenía mi corazón puesto en él. Quería una versión completamente fresca del personaje, así que fui a Marvel muy al principio y dije, ‘Se quién es el tipo que sería un gran Bruce Banner’, y ellos dijeron, ‘A menos que sea Mark Ruffalo, realmente no tenemos ni idea’. Y fue como, ‘¿Qué?’. Simplemente me quedé helado y dije, ‘Tenéis que estar bromeando. No habéis dicho eso’, y les mostré la lista que tenía en mi cartera con su nombre en la parte de arriba y ellos estaban completamente de acuerdo.

Dejando a Robert a un lado, Mark es probablemente la persona con la que pasé más tiempo en la pre-producción. Hablamos mucho sobre la ira y cómo se manifiesta, para así poder separar a Hulk un poco de ser esa criatura que no hace más que rugir. Bruce Banner tiene la idea de que puede curar esos problemas de ira y simplemente está intentando arreglárselas y centrar su energía en ayudar a los demás. No quiere ser el centro de atención y por supuesto, se convierte en el centro de atención cuando se une a los Vengadores.

Ahora el propio Ruffalo habla sobre su participación en la película Vengadora:

Los Vengadores no es el tipo de película que habría hecho en el pasado o que generalmente me invitan a hacer. Estaba un poco nervioso por ello porque cuando Joss y yo nos reunimos por primera vez para hablar del papel no había un guión. Pensé mucho en Iron Man. Pensé lo que había hecho Robert Downey Jr. con ese papel, es uno de mis actores héroe. Realmente me encantó lo que hizo Robert, reinventó el género. Me hizo sentir como que podría encajar en este mundo con cualquier cosa que hiciera. Tuve na reunión con Joss, que me gustó al instante, así que entre él y Robert estaba dentro. En lo que coincidimos Joss y yo sobre el personaje es que tendría una especie de sentimiento de hombre común y ese encanto de tipo cansado de la vida. También estuvimos de acuerdo que debería tener sentido del humor sobre su situación. Basada en la última encarnación de El Increíble Hulk, estaba la promesa de que Banner podría tener de hecho un poco de control sobre la bestia. Queríamos que fuese divertido e interesante como Banner e increíble como Hulk.

Joss y Yo pensamos que sería genial si encontrásemos a Banner en una colonia de leprosos en la India, donde hay mucho sufrimiento y sería casi imposible enfadarse con algo de la vida que llevase a una transformación en Hulk.

En múltiples declaraciones anteriores, Ruffalo comparó el papel con el Hamlet de esta generación, y eso es precisamente lo que el Productor Ejecutivo Jeremy Latcham dijo:

Mark Ruffalo es muy divertido y cuando llegó por primera vez dijo, ‘Bruce Banner es como el Hamlet de esta generación. Todo el mundo tiene que tener una escena como él, ahora mismo se requiere que cada actor lea una frase suya. Pensé que era una forma divertida de verlo porque realmente es un personaje difícil y ha habido unos cuantos grandes actores que lo han tenido que hacer. Mark realmente aporta mucha humanidad a Bruce Banner y creo que su forma de hacerlo realmente explora el lado humano del personaje, que no es más que un buen tipo con muchos problemas.