En Los Vengadores, el Loki de Tom Hiddleston se enfrentará a cada uno de los miembros del equipo de superhéroes, por lo que el actor ha tenido que rodar más secuencias de lucha que ningún otro miembro del reparto. Por esa razón, el actor británico sabía que tendría que pasar mucho tiempo en el gimnasio de los especialistas.

Tuve muchos cardenales por todo el cuerpo, pero esto se llama Los Vengadores, y si no tuviese acción habríamos fallado en nuestros trabajos. Tenemos el mejor equipo de especialistas del mundo, dirigido por R.A. Rondell y Jon Eusebio, así que lo primero que hice cuando llegué a Albuquerque fue ir al gimnasio. Empecé aprendiendo los movimientos y a medida que hacía más y más, empecé a reconectar con el personaje porque creo que la forma en la que te mueves informa a todo el mundo de quién eres.

Me encanta rodar acción porque mi cerebro se apaga y es caso como bailar cada vez que te mueves. Todo lo que tienes que hacer entonces es añadir la emoción de lanzar o recibir un puñetazo y casi se convierte en una experiencia Zen. Así que cuando llegas al día de rodar una pelea entre Loki y el Capitán América, afortunadamente la preparación y el entrenamiento sale a la superficie y se convierte en algo simple de ejecutar.

Sin embargo, parece que el mayor reto para Hiddleston no fue la preparación para esas escenas de lucha y acción, sino llevar el mítico casco de Loki y el traje, que le presentaron ciertas dificultades.

El entrenamiento fue mi forma de hacer evolucionar a Loki desde Thor, y crear una nueva sensación de peligro en la que es físicamente más fuerte y más peligroso. Hice todo tipo de entrenamiento de artes marciales: Wushu, boxeo, mucho con palos y varas, cuchillos y combate cuerpo a cuerpo. También hubo mucha repetición diaria de instrucción que condiciona tu cuerpo y la memoria muscular. Así es cómo aprendes a saltar desde un edificio, volar por el aire, casi arrancar la cabeza de Chris Hemsworth o caer al suelo sobre tu espalda, levantarte y repetir lo mismo 12 veces durante el curso de un día con el traje de cuero y metal que pesa casi 20 Kg.

Una de las mayores batallas de la película es el enfrentamiento entre Thor y Loki en lo alto de la Torre Stark. En palabras del coreógrafo de las peleas, Jonthan Eusebio:

Estuvimos intentando diseñar la pelea para que tuviera la mentalidad de un enfrentamiento entre un hermano mayor y su hermano pequeño. Thor quiere llevar a Loki a casa sin dañarle, mientras que Loki quiere abordar la pelea con intenciones mortales. Y a medida que avanza la pelea, las emociones salen a la luz y los golpes se vuelven mayores. Thor se enfada mucho y la pelea al final se convierte en algo brutal.

Tom Hiddleston añade:

Cada uno de nosotros tiene un arma y unas habilidades en particular, y en esta pelea es el cetro de Loki contra el martillo de Thor. Thor usa su martillo como un guante de boxeo y Loki usa su cetro más al estilo Wushu. Pero después de un rato, Thor lanza su martillo, Loki lanza su cetro, y son simplemente dos hermanos peleando de forma descuidada y sucia.

Sin embargo, a pesar de las dificultades que vinieron con la interpretación de sus propias escenas de acción y del entrenamiento para las diversas batallas a las que se enfrenta Loki durante Los Vengadores, parece que fue una experiencia que actor disfrutó.

Como cinéfilo y amante de las películas, es genial cuando ves a un actor volando por la pantalla y sabes que es el actor real el que ha hecho la escena. Odio cuando simplemente cortan alrededor de un doble y simplemente ves la parte de atrás de la cabeza del actor. No quiero ver la parte de atrás de mi cabeza, así que siempre estoy listo para participar y mezclarme con el equipo de especialistas.