Loki

En el último número de la revista SFX, Tom Hiddleston ha hablado más sobre su papel como Loki en Los Vengadores. Comentando cómo evoluciona el Dios del Engaño desde el final de Thor, así como la forma en la que el villano se enfrenta a cada miembro del equipo de superhéroes, el actor británico ofrece un fascinante vistazo a lo que podemos esperar de Loki el próximo abril.

Hay un motor personal, pero está detrás de un grado de megalomanía. Cuando ves a Loki ir con esa lanza al final de Thor, se va de Asgard, se va de Asgard y su necesidad es para con ese lugar, su relación, el respeto y el afecto de Odín y de su hermano. Y desaparece en ese agujero de gusano, es una forma literal de decir, ‘Ya está. Asgard se ha ido y tengo otras cosas que hacer’. Al comienzo de Los Vengadores, ves los comienzos de lo que está planeando Loki y si no pertenece a Asgard, ¿a dónde podría pertenecer? En un lugar trágico de confusión, de ‘¿A dónde pertenezco en este universo?’, la respuesta de Loki es, ‘Me obligaré a pertenecer a algún sitio’, con oscuridad, amenazas y peligro.

Creo que Loki es muy flexible y adaptable al contexto presente. Con cada Vengador, se enfrenta a una amenaza diferente, a una estrategia y una metodología diferentes. En su cabeza algunos suponen más una amenaza que otros, pero todos tienen sus propios superpoderes únicos. Yo digo que es como el tenis. Nunca jugarás el mismo partido de tenis con un oponente nuevo y diferente. La magia aparece en tu espacio, no solo con los personajes, sino también con los actores.