A pesar del éxito actual del que disfruta el que por un tiempo fue el musical maldito, Spider-Man: Turn Off the Dark, los productores del espectáculo ha decidido llevar a cabo una demanda contra las peticiones de Julie Taymor en las que pide dinero en derecho de propiedad intelectual a pesar de haber sido despedida del musical.

Spider-Man: Turn Off the Light

Deadline informa de que los productores también afirman que, a pesar de que Taymor sigue contratada para co-escribir y colaborar en el musical, ella rechaza cumplir sus obligaciones contractuales, declarando que no podría, por lo que no está haciendo el trabajo para el que fue contratada. También afirman que sus acciones no les dejaron otra opción que despedirla, y que el éxito del musical es el resultado de los cambios que Taymor no pudo y no quiso hacer.

Veremos en qué queda este cruce de demandas.