Walt Disney Pictures ha proporcionado a Adventuresbydaddy.com una entrevista de preguntas y respuestas con Willem Dafoe, que interpreta y pone voz al guerrero marciano Tars Tarkas en la película John Carter, dirigida por Andrew Stanton.

Willen Dafoe

– ¿Cómo te involucraste en John Carter?

Tuve mucha suerte porque el proyecto ya llevaba muy avanzado el proceso de casting cuando yo llegué. Estaba en Los Angeles, donde no suelo estar porque no vivo allí. Sabía que Andrew se estaba reuniendo con gente para John Carter y como yo había trabajado con él antes y estaba al tanto del proyecto, dije que me gustaría tener una reunión con él. Nos reunimos y me dijo lo que estaba haciendo y me mostró algunos dibujos conceptuales. Cuando leí el guión me emocioné.  Dije, ‘Escucha, quieres que interprete a Thark, interpretaré a Thark. Me encantaría. Me encantan los retos físicos’. Esta película tuvo muchos retos, no solo por los zancos, sino por parte del lenguaje gestual y el hecho de que tuvimos que aprender un idioma marciano para parte de ella.

Así que dije, ‘¿Dónde firmo?’, y así es como acabé involucrado.

– ¿Cómo te explicó su visión el director Andrew Stanton?

No necesitó hacerlo demasiado porque a mí realmente me gusta y confío en él. Le conozco de trabajar en Buscando a Nemo y sé que es riguroso y detallista. Me convencía su visión de la historia y pude sentir su pasión cuando me mostró algunos de los diseños para la película, y fue cuando hablamos de su visión. El guión también era muy fuerte, era exótico y divertido. Me gustaba la idea del material fuente (Una Princesa de Marte, de Edgar Rice Burroughs), incluso antes de leerlo. Estaba emocionado con que fuese una gran película y me gustaba el prospecto de interpretar a un guerrero marciano de tres metros.

– Por favor, describe a tu personaje, Tars Tarkas.

Tars Tarks es el líder de una tribu guerrera llamada los Tharks. Son muy altos, con la piel verde, colmillos y cuatro brazos. Hay una sensación de que su cultura está en declive, una vez fueron una gran sociedad y ahora han sido reducidos a unos seres nómadas, una sociedad guerrera, que se mueve de lugar a lugar para sobrevivir. Hay una sensación de tristeza e imperio perdido entre ellos, y eso habla mucho de quién es Tars Tarkas. La cultura Thark es brutal, primitiva y guerrera, pero no siempre fue así. Tars recuerda un pasado de su civilización más refinado. Añora en secreto esos días de una sociedad más humana. Sabe que tiene que haber una forma mejor a cómo están sobreviviendo ahora.

Tars Tarkas desarrolla una relación especial con John Carter. ¿Puedes hablar sobre ello?

Son una pareja muy rara, sobre todo visualmente, y cuando se juntan, ha mucha interacción por sus culturas tan diferentes. Hay muchas oportunidades para el humor y los malentendidos. Es una relación especial porque hay un desarrollo excelente de esos dos personajes en la historia.

– ¿Con qué otros personajes interactúa Tars Tarkas?

Mi relación principal es con John Carter. Después tengo relaciones con algunos de los otros Tharks, que son Sola, interpretada por Samantha Morton, Sarkoja, interpretada por Polly Walker, y Tal Hajus, interpretado por Thomas Haden Church.

Hay una relación interesante con Tal Hajus porque es algo así como mi segundo al mando y siempre está cuestionando mis decisiones. Siempre está pisándome los talones intentando ver si puede asumir el mando de la nación Thark.

– Por favor, háblanos del proceso de captura de movimientos y sobre cómo trató con los actores Andrew Stanton.

Andrew Stanton insistió mucho en que quería escenas interpretadas para los personajes humanos, y también que siempre se tuvieran escenas que se comprendieran completamente. Así que estoy en todas esas escenas con Taylor Kitsch, que interpreta a John Carter. No es simplemente captura de movimientos o pantallas verdes. Hay una gran diferencia. Es una gran diferencia para los actores porque todo tiene fundamento con respecto al escenario, no desencaja. Eso le da una especie de integridad a los animadores para trabajar con todo y unirlo como una sola pieza. Creo que eso es muy importante. No estoy seguro de que esto se haya hecho esto antes así.

– La escala de esta película es enorme. ¿Cómo afecta eso al rodaje y a la preocupación de los actores?

Tiene una escala enorme, pero diré que lo grande de esta película es que Andrew Stanton sabe cómo manejarla, es exigente y detallista. Hay una aproximación muy práctica. Todo está muy ajustado, considerando lo que estamos haciendo. Aunque la escala es tan grande, nos movemos muy rápido y de forma decisiva. No hay nada de esperas. Para una gran película como esta, es increíble lo rápido que ha sido el rodaje.

– ¿Qué es lo que crees que podría gustar o impresionar al público de John Carter?

Es una gran aventura, es exótica, es clásica en el sentido de sus orígenes. Recuerda que el material fuente fue escrito en 1912, y Edgar Rice Burroughs imaginaba cosas de las que no teníamos base científica en esa época. Así que es pura imaginación. Algunas de esas ideas tuvieron influencia más tarde en la ciencia ficción porque esos libros fueron muy leídos y adoptaron mucha de la imaginación popular de la época.

Así que hay algo de clásico en esa forma de imaginar Marte. Alguna gente es cínica sobre los hombres verdes en Marte pero ¿somos tan sofisticados que no podemos aceptarlo? No lo creo, porque creo que los hombres verdes de Marte vinieron de algo en nuestra imaginación que tenía que estar ahí para que pudieran tener lugar La Guerra de las Galaxias o Avatar.

El que creó Edgar Rice Burroughs es un mundo muy bien imaginado. Tiene toda la atracción de esa imaginación más pura fantasía. La historia que cuenta es realmente muy evocadora, los personajes están muy bien dibujados y lanza algunas preguntas sobre la sociedad sobre cómo nos comportamos. Pregunta cuáles son nuestras ambiciones y qué estamos dispuestos a sacrificar. Es material muy rico.

Puedo imaginar que la película funcionará para un público muy amplio. Funciona a muchos niveles diferentes porque es compleja, es densa y tiene muchos detalles. Uno de los mayores placeres de hacer este proyecto es trabajar con alguien como Andrew Stanton, que trabaja en esta historia de este tamaño que tiene un aprecio popular y no intenta complacer a nadie. John Carter fue creada desde un punto de vista muy personal.