En una entrevista para el Chicago Sun-Times, la actriz Emma Stone (Gwen Stacy) habla brevemente sobre cómo su personaje y Peter Parker juntan sus labios y sobre cómo difiere esto de los besuqueos con Mary Jane Watson.


Sobre si se repetirá el famoso beso en el que Spiderman está boca abajo:

¿Por qué haríamos un beso boca abajo? No soy Mary Jane. Soy Gwen Stacy en la película de Spiderman.

Nueva chica. Nuevo beso. Quise hacer besos diferentes para dejar nuestra huella.

Sobre su opinión general del rodaje de la película, que terminó el pasado mayo:

Por supuesto fue increíble hacer una gran película de acción y superhéroes. Pero para mí, este Spiderman tiene los pies en el suelo. Para mi personaje es una historia de amor, una simple historia de amor contada en medio de este gran mundo.

Sobre si tuvo que hacer escenas de acción en la película:

No fue demasiado de altos vuelos para mí, así que podrías decir que soy la influencia terrenal.

Sobre cómo lidiar con su estrellato en ciernes:

¿Se me permite ya adoptar una actitud? ¿Conseguí permiso para actuar como una idiota?

Creo que es muy formal actuar como un ser humano. Sí, es una época increíblemente emocionante. Formo parte de unas cuantas películas por las que estoy emocionada, lo cual es fantástico. Son historias que me moría por contar, que es algo muy raro, porque hay mucha porquería por ahí fuera.

Así que voy a tener que trabajar para conseguir una actitud, aunque cuando la gente dice que no he cambiado significa mucho para mí y para mi madre.