Todas las noticias del Universo Marvel y Star Wars

¿Podría la presencia de Azazel en X-Men: Primera Generación hacer volver a Marvel a su criticado creador?

Hay muchos personajes clásicos de Marvel  que llevan años y años presentes en la primera línea de los cómics, y que extrañamente aún no han dado el salto a la gran pantalla. De esta forma, tenemos casos como los de Pantera Negra y el Dr. Extraño, por poner unos ejemplos, aunque según los rumores que circulan desde hace tiempo esto podría estar próximo a solucionarse.

Sea como fuere, no deja de extrañar que personajes como estos sucumban en favor de otros mucho más recientes y que apenas han aparecido en los cómics. Aprovechando el estreno de X-Men: Primera Generación, cabe destacar el caso de Azazel, un personaje cuya aparición se reduce a un único arco argumental de la serie Uncanny X-Men, un arco de siete números de duración (contando la primera aparición del personaje en el prólogo que se publicó en Uncanny X-Men Nº 428) que se publicó en 2003 bajo el nombre de The Draco. Vale que este mutante de la época bíblica es Satán y el padre de Rondador Nocturno, lo cual le otorga un estatus bastante importante de por sí, ¿pero es lo suficiente como para pseudo-protagonizar una película?

El hecho de que The Draco sea una de las historias de los cómics de la era moderna más criticadas por los fans, tampoco ayuda demasiado. Por ejemplo, el analista de cómics Paul O’Brian, afirma que Uncanny X-Men Nº 433, el penúltimo número del arco y donde se revela el origen de Azazel, es completamente horrible y resalta que si te gustan ese cómic, es que no estás bien de la cabeza.

Con el hecho de meter a Azazel en la película (interpretado por Jason Flemyng), el director Matthew Vaughn y compañía han hecho algo que podría decirse que es histórico: han dado un papel prominente a uno de los personajes que menos posibilidades tenía de ser adaptado a una película. Está claro que hay otros personajes oscuros en Primera Generación, como Ángel Salvadore, pero este es un producto de la aclamada Nuevos X-Men de Grant Morrison, y eso ya es harina de otro costal.

Y es que no es como en X-Men: La Decisión Final, donde aparecían mutantes por doquier como pollos sin cabeza pero sin diálogos y solo a modo de cameo, o como en Batman donde un simple escarceo amoroso de Bruce Wayne recibe un nombre de un viejo personaje de los cómics como guiño a los fans.

No. Azazel en X-Men: Primera Generación tiene presencia, es físicamente igual y tiene los mismos poderes que en The Draco. Y no solo eso, sino que la película es aparentemente buena, con críticas positivas lloviendo por todas partes, lo que podría significar que Azazel podría tener una oportunidad de redimirse de algún modo ante los ojos de los fans. Y no solo Azazel, sino el tipo que escribió The Draco, Chuck Austen, un escritor y dibujante que surgió de la nada para trabajar directamente en grandes series como Uncanny X-Men, Action Comics, Captain America o Avengers, antes de desaparecer de la industria sin dejar rastro.

La mayoría de las veces, los fans de los cómics suelen ser bastante justos. Rob Liefeld ha tenido muchas críticas extremas durante su carrera, pero aún así tiene un gran número de seguidores. John Byrne tiene una reputación de cascarrabias inflexible, pero nadie duda de su talento y sus contribuciones al medio. Pero es mencionar a Chuck Austen y los lectores se vuelven locos mencionando cosas como el disparate de romance entre Ángel y Cáscara, o la decisión de Kaos de plantar a Polaris para irse con su enfermera. Pero ojo, porque no solo ha hecho cosas mal, y varios críticos han alabado en múltiples ocasiones su trabajo en las series de MAX U.S. War Machine y The Eternal. También colaboró con grandes nombres de la industria: ilustró varios números de Elektra, junto al guionista Brian Michael Bendis primero, y Greg Rucka después. trabajó en Avengers con el actual dibujante de The Mighty Thor, Olivier Coipel, y en Action Comics con Ivan Reis.

Aunque la etapa de Austen en X-Men se ve ahora como un paso en falso (por los benévolos) y como uno de los peores momentos de la historia de la franquicia (por los más malvados), en su momento no fue visto de esta forma. Aunque parezca increíble, Austen tuvo el privilegio de suceder a Morrison en Nuevos X-Men, y escribió el destacable Uncanny X-Men Nº 423, que coincidió con el estreno de X2.

La industria del cómic parece ser un negocio del que nadie se va para siempre. Quizás los fans puedan perdonar, y tras el estreno de X-Men: Primera Generación y la presencia de Azazel en la película, ¿podría regresar Chuck Austen a Marvel, ya sea como guionista o como dibujante? Yo iría incluso más allá, y apostaría por nuevas apariciones del propio Azazel, que Marvel es buena en aprovechar el tirón.

Fuente: Newsarama.