Si revisamos la totalidad de anuncios cinematográficos que se emitieron durante el transcurso de la 45º edición de la Super Bowl, y hacemos una encuesta sobre el más esperado, es probable que el resultado indicase que el ganador es el de Capitán América: El Primer Vengador. El por qué puede ser sencillo o puede ser complicado. Por un lado tenemos que es uno de los superhéroes más destacados de Marvel, uno de los más seguidos, el buque insignia. Por otro tenemos que, desde un principio, se está viendo que la adaptación está siendo arriesgada, y la curiosidad de los fans y del público en general está ahí, expectante y deseosa de ver el resultado.

El tráiler comienza con una imagen del Steve Rogers de antes de la transformación junto a una guapísima Peggy Carter (Hayley Atwell). Es graciosa la estampa, sobre todo por el contraste de lo que se verá después. Vemos a un Steve Rogers endeble, delgado y más bajo que Carter, casi hasta parece deforme o enfermo.

Las imágenes siguientes son de Rogers introduciéndose en la máquina donde se le inyectará el suero de Súper Soldado que le convertirá en el Capitán América. Una vez más, buscando el contraste con lo que se verá después, nos muestran al personaje a pecho descubierto, y está tan delgado que parece un niño de 12 años. Aquí también intercalan una imagen de Steve en un campo de entrenamiento del ejército pasándolas canutas, supongo que dando a entender que el tipo no tiene físico ni aguante suficiente para soportarlo.

Acto seguido vemos una explosión que a saber si es el campo de entrenamiento anterior o ya es la guerra. Imagino que lo segundo, porque después se ve una asalto de tres personajes indescifrables a un edificio a través de las ventanas en plan SWAT. De la acción se pasa a la calma, y vemos al Dr. Abraham Erskine (Stanley Tucci) dándole una charla a un endeble Steve Rogers. Bastante logrado el efecto sobre Chris Evans, aunque a mí me resulta forzado y se nota que no es real. Me sigue pareciendo una especie de niño deforme.

Después de esto se pone en marcha la máquina, con presencia del Coronel Phillips (Tommy Lee Jones) incluida, y lo que sale de ahí es un tipo de 2 alto por 2 de ancho. Tiene músculos del tamaño de mi cabeza hasta detrás de las orejas, y se puede ver la diferencia del antes y el después al comparar con Peggy Carter. Antes era más bajito y más delgado, ahora le saca una cabeza y da la sensación de que podría aplastarla solo con uno de sus pectorales.

Ahora ya es el Capitán América, así que pasemos a la acción. Y nada mejor para comenzar que una entrada por todo lo alto con el traje, el escudo y los Comandos Aulladores al completo. Se distingue sobre todo a Dum Dum Dugan por su bombín y su bigote, y a Percival por la boina roja. Todo un detalle. Después de esto, un golpe de escudo del Capi y un salto espectacular a cámara lenta. Parece que acción no va a faltar.

Y en plena guerra no pueden faltar los bombarderos, así que vemos a uno que sobrevuela a la cámara (¿no es demasiado moderno para le época?), para acto seguido ver al Capi en moto y corriendo atravesando tiros, explosiones e intercambio de pareceres entre el bando aliado y el enemigo. Aquí, si nos fijamos bien, podemos ver al Capi corriendo cubriéndose con su escudo, mientras en la otra mano porta una pistola, algo que no suele ser muy habitual en el personaje de los cómics.

Y ahora sí, un vistazo más claro a los Comandos Aulladores, con el que parece ser Bucky a la derecha (aunque no se aprecia demasiado bien). No son todos los que están, ni están todos los que son, pero a mí me vale.

Vemos que también habrá una escena subacuática, imagino que con los famosos mini-submarinos que vimos en repetidas ocasiones de por medio. Steve Rogers rompe el cristal del copiloto de un puñetazo, y la secuencia cambia directamente a un soldado de Hydra cargado de lanzallamas hasta los dientes y disparando fuego como si fuera un dragón gigante, y después a dos de estos rodeando al Capi. La imagen pretende ser espectacular, aunque a mi no me lo parece tanto, pero estoy seguro que la acción posterior merecerá la pena.

Ahora viene la mejor parte del tráiler. Patada voladora en el pecho (sí, como en Thor) del Capi a un personaje con gabardina, ¿quizás Cráneo Rojo? Pues probablemente, porque acto seguido vemos el verdadero rostro del villano al quitarse la careta con la cara de Hugo Weaving, con todo su rojo y toda su calavera. Da grima, pero mola un huevo.

Y ya acabamos con el Capi cubriéndose con su escudo en plena acción, paso previo a mostrar la misma escena pero en calma, con Steve probando el prototipo a marchas forzadas mientras Peggy Carter le dispara confiada del resultado.

Yo no sé al resto, pero a mí el tráiler me ha dejado buen sabor de boca, mejor de lo que esperaba. Veremos pues cómo se traduce esto en el largometraje, porque ya sabemos que los tráilers pueden llevar a engaño con respecto al producto final.