A las de hoy por la manaña se suman estas otras, que son de la misma escena. A mí me sigue dando la sensación de muñeco de plástico, pero hay que decir que se le va cogiendo el gustillo al traje.