En realidad nada revelador. Emma Stone en su papel de Gwen Stacy, Denis Leary en el papel de su padre y vestido de policía, y el señor Webb por ahí dirigiendo todo un poco.