La escena de siempre, la del camión, pero ahora en vídeo, aunque tampoco esperéis que se vea perfectamente.