La última rueda de prensa de Marvel con el sobrenombre de Next Big Thing ha tenido lugar esta tarde, y en ella ha comparecido el guionista Rick Remender para hablar de la nueva serie regular que tendrá como protagonista a Veneno, y que se empezará a publicar el próximo marzo.

Pero esa no será la primera aparición del personaje, porque ya se dejará ver este febrero en Amazing Spider-Man Nº 654.1, número en el que alguien al que todos ya conocemos se vestirá con el simbionte. Sea quién sea, y yo lo sé, y medio internet también, no lo diré hasta el final, por eso de no “spoilear” al personal.

Por mucho que sorprenda, y ya estaréis al tanto por lo revelado en la pasada Comic Con de San Diego, el nuevo Veneno trabajará para el ejército de los Estados Unidos como agente pacificador, siempre y cuando pueda mantener al traje negro a raya. Y ojo, porque será en plan secreto, ya que las consecuencias de que el mundo descubra que ahora Veneno trabaja para el gobierno podrían ser catastróficas.

Para empezar, el concepto original vino del guionista Dan Slott y del editor Stephen Wacker, que comenta:

El problema de Veneno como personaje principal es que es un tipo malo. Es complicado hacerle un héroe cuando se dedica a comer gente.

Ahora, la actitud de Veneno se va a basar en aspectos militares muy similares a los de la vida real, algo que va a ayudar a que la serie se asiente. El huésped es un patriota, un tipo entregado con la causa, y para superar sus misiones contará con, además del simbionte, la tecnología más avanzada, el ejército de los Estados Unidos y S.H.I.E.L.D. para cubrirle las espaldas, y un enorme arsenal más allá de su propio potencial intrínseco. Y con este potencial no me refiero solo a la fuerza bruta y la elasticidad del simbionte, porque parece que se sacará mucho partido de una habilidad muy poco explotada hasta hoy, la capacidad mórfica del simbionte. Y no nos olvidemos tampoco de la capacidad de desactivar el sentido arácnido…

Cuando le preguntan por enemigos a los que se enfrentará Veneno en la nueva serie, Remender dice que su mayor enemigo será él mismo. El huésped debe ser capaz de controlar el traje, pero es un tipo muy temperamental, así que en muchas misiones deberá luchar también para evitar perder el control y que el simbionte se apodere de su ser. Si eso ocurriese, que Dios pille confesados a todos los que le rodean.

Debido a esto, parece que el personaje debe quitarse el traje cada cierto tiempo para mantenerlo alejado de su mente, porque además puede crear una adicción. A esto hay que añadir que hay un límite de 20 misiones antes de que deba tomarse un descanso temporal. Bueno, al menos parece que sus benefactores no quieren arriesgar demasiado.

Dejando aparte el peligro que supone llevar puesto al simbionte, comentar que habrá enemigos importantes a tener en cuenta. En el primer arco argumental el enemigo es un nuevo jefe que no es de Nueva York ni de Chicago ni de ninguna ciudad en concreto, sino que es un señor del crimen a nivel internacional. Este malvado personaje comercializa balas de Vibranium antártico, y pretende vendérselas al Dr. Muerte y a quien sea necesario. ¿Quién mejor para hacer este trabajo que un poderoso agente del gobierno?

Pero no solo habrá enemigos, sino también amigos. Veneno interactuará con otros héroes de Marvel, y estos reaccionarán ante él basándose en experiencias pasadas, y como comprenderéis, no serán unas reacciones muy positivas. Pero sobre todos ellos destacará Spiderman, cuya reacción jugará un papel muy importante este verano.

Respecto a la famosa debilidad de Veneno, los ruidos fuertes y agudos, parece que seguirá ahí, pero bueno, aunque Remender reconoce que una debilidad es siempre necesaria para un ser con superpoderes, también avisa de que no todos los enemigos la van a conocer.

Si eres un villano, no esperes que Veneno te muestre cómo pararle. No está tratando con un montón de amenazas que saben que va a por ellas.

Y por si con toda esta información revelada no habíamos sacado ya un ligero parecido con el agente secreto más famoso del mundo, James Bond, resulta que Veneno también contará con un “Señor Q” que le proporcionará armas y aparatos tecnológicos para sus misiones.

Y lo bueno de todo, según Remender, es que el personaje puede ser enviado a cualquier parte y a cualquier misión. Tanto puede perseguir a un mutante asesino en Utopía, como puede infiltrarse en Latveria o acabar en la Tierra Salvaje. No hay límites.

Y ya para terminar, deciros que el nombre del nuevo Veneno, revelado sin querer al principio de la rueda de prensa por el editor, es… Flash Thompson. Supongo que serán muchos los que habrán ganado las apuestas.

Una vez metida la pata, y revelado el nombre, la conferencia siguió por un camino de revelaciones en los que ya giraba todo en torno a Flash Thompson. Por ejemplo, está el detalle de que el personaje debe lidiar con su vida privada a la vez que se dedica a sus nuevos menesteres, y más cuando su novia Betty y su amigo Peter Parker no tienen ni idea de a qué se dedica.

Lo interesante es que Flash, que históricamente es el mayor fan de Spiderman del mundo, ahora tiene los poderes para convertirse en el mayor enemigo de Spiderman del mundo.

¿Confía Marvel en el éxito de esta nueva serie? Bueno, esperan que las repetidas conexiones con Amazing Spider-Man ayuden, y recalcan que nunca nadie ha tirado el dinero al adquirir un cómic de Veneno. Para ellos, el personaje es mítico dentro de Marvel, y esperan que esta nueva versión sea la que muchos fans llevan tiempo esperando.