Quizás un poco pronto aún para hablar de esto sin haberse estrenado la película y sin ver el resultado de su trabajo, pero el actor de 27 años ha dado su opinión para CTV News sobre cómo ha cambiado su vida después de empezar a interpretar a Spiderman. Según él, no cree que esto haya cambiado su vida en ningún aspecto.

No soy un tipo que se tambalea saliendo de los clubs a las cuatro de la mañana, así que no ninguna razón para que eso pase.

Siento la presión de mi propio interior, y esa es la mayor presión que podría caerme nunca encima. No necesito a nadie más para decirme lo grande que es esto porque son el uno de los mayores fans de Spiderman.