Prometo… haber dejado los juegos de asesinatos. Ya terminé con las trampas mortales.

Photobucket