Resulta que, a pesar de que la noticia se reveló ayer, no había querido publicarla para no desvelar spoilers entre los lectores. Sin embargo, visto que se ha público en la mayoría de blogs especializados, y visto que acabo de publicar otro spoiler, pues ahora no veo por qué no informaros. Aún así, os dejo la información después del salto, para que el que no la quiera ver, no la vea.

Eso sí, os delando que se trata de la escena que tiene lugar tras los créditos finales de Iron Man 2.

Ver aquí.

La escena tiene lugar con un coche que atraviesa un desierto. La matrícula es 8RE 2Z1. El coche se detiene y un hombre desciende, y se queda en lo alto de una colina mirando a algo que se encuentra más abajo. Es el agente Coulson, de S.H.I.E.L.D., y está mirando un enorme cráter que hay en el suelo. Se da la vuelta y habla por teléfono…

Señor, lo hemos encontrado.

La cámara vuelve al cráter y revela a Mjolnier, el martillo de Thor, que luce igualito que el de los cómics.