El 3D ha llegado a nuestras vidas. Con cada vez más salas y cada vez más películas preparándose para salir en tres dimensiones, los estudios se frotan las manos con un negocio que les reporta aún más dinero y que empuja de nuevo a la gente al cine.


Pero la cosa no queda ahí, ya que se espera que este verano comiencen a llegar los primeros títulos de Blu-ray 3D, y Sony se plantea convertir películas antiguas (y no tan antiguas) a 3D, pero no para estreno en cines, sino dirigido al nuevo mercado de las televisiones en 3D. Entre esas películas podría encontrarse la trilogía de Spiderman, algo que de seguro interesará a los fans del trepamuros.