En junio del año que viene llegará por fin X-Men: Fénix Oscura, y aunque los fans no tienen las expectativas demasiado altas con respecto a la que probablemente será la última película de la franquicia, no se puede negar que al menos hay curiosidad.

En una nueva entrevista para Entertainment Weekly, Sophie Turner, que da vida a Jean Grey en la película, ha hablado sobre el estatus de los X-Men, revelando qué deberían esperar los fans cuando llegue a los cines.

Jean es profesora en la Escuela de Xavier Para Jóvenes Superdotados, y Scott y yo tenemos una relación constante y muy encantadora. ¿Charles y yo? Visteis esa conexión en la película anterior, él tiene acceso a su poder. Y ella está en un lugar muy seguro en su vida, que es por lo que todo se vuelve tan caótico cuando surge la fuerza cósmica.

Turner habló sobre cómo la película toca al fin el lado cósmico de los X-Men, adelantando cómo eso cambia a la franquicia.

Es algo que no hemos hecho antes en el universo de los X-Men. Sube el listón, aumenta las apuestas y es realmente genial tomar una dirección completamente diferente porque todas las películas de los X-Men están en tierra o un villano empieza a lanzar mierda. Es muy intensa y emocionante.

Esta será la segunda película basada en la Saga de Fénix Oscura, y Turner comprende que hay mucho que manejar.

Sí, mucha presión. Sabía que Simon Kinberg, director y guionista, me iba a llevar a almorzar y me sentó y me dijo que era Fénix Oscura y yo dije, ‘Joder’. Sé que es una de las historias más queridas del universo X-Men y que Simon confíe lo suficiente en mí con esta responsabilidad es un gran honor. Y quiero hacer justicia a los fans de la historia original y, por supuesto, hay mucha presión, especialmente porque ya se ha hecho antes. Simon te diría que fue una trama B de la película y sintió que tenía que ser la trama principal de la película.