Todas las noticias del Universo Marvel y Star Wars

[Reseña] Primeras impresiones tras probar el juego Marvel’s Spider-Man

Tras la presentación de Bryan Intihar el 1 de agosto en el restaurante Taxi a Manhattan, llegó el momento de enfundarnos las mallas y salir a lanzar redes. Tuvimos aproximadamente una hora para disfrutar de Marvel’s Spider-Man, que contenía las dos primeras misiones principales y una amplia zona abierta de la ciudad en la que balancearnos y combatir el crimen.

El juego comienza con un plano del apartamento de Peter, poniéndose su traje antes de saltar por la ventana. Inmediatamente tomamos el control de Spidey, que está respondiendo a una emergencia en la ciudad. Fue una sorpresa encontrarnos el traje original de Spiderman en lugar de la versión de Insomniac Games, con su araña blanca. Esto se explicará más tarde a través de la trama, otro ejemplo más de hasta qué punto está cuidada la narrativa del juego a todos los niveles.

Durante la misión, contaremos con el apoyo por radio de la oficial Yuri, que nos informará de la situación con Wilson Fisk. El juego utiliza estas conversaciones y los monólogos de Peter para dejar claro a los jugadores desde un primer momento que este no es ningún Spiderman que hayamos conocido anteriormente. Así, escucharemos a Peter mencionar que lleva ocho años esperando ese momento o aludir a su “trabajo de verdad” en el laboratorio. El primer nivel nos lanza de lleno a la acción en la vida del trepamuros y funciona como una introducción a varios niveles, presentando el mundo en el que este vive, pero también como tutorial. Nos enfrentaremos con grupos de enemigos menores y situaciones de rescate de civiles durante las que se explica el uso de los controles. Tras alcanzar nuestro objetivo y salvar a todo aquel que lo necesite, nos enfrentaremos a Kingpin en una satisfactoria batalla final que concluye la primera misión y con ella el prólogo de la trama que se desarrollará en el juego.

Ya han surgido los primeros vídeos con gameplay de la misión, para aquellos de vosotros que no podéis esperar más:

El arácnido como nunca lo hemos visto

Lo primero que salta a la vista según empezamos el juego son los gráficos. Como ya se ha comentado previamente, el apartado técnico es brillante. Es importante aclarar aquí que la prueba del juego se realizó en una televisión HDR con la PS4 Pro a 1440p, con lo cual pudimos disfrutar de la mejor versión del juego posible, sin embargo, ya se ha podido observar en múltiples vídeos e imágenes tomados desde la PS4 básica que el juego está muy optimizado y ofrece una calidad fantástica.

El juego ha sido desarrollado por Insomniac con el mismo motor que se utilizó para Ratchet and Clank (2017). Los efectos de iluminación, oclusión, desenfoque, etc., se han aplicado con un gran cuidado obteniendo un resultado asombroso. Las cinemáticas entran y salen durante el juego sin romper la inmersión y con unas transiciones a menudo instantáneas.  Las escenas nocturnas, con explosiones, rayos y similares son realmente dignas de presenciar y, a pesar de no tratarse de gráficos tan realistas como los que hemos podido ver en The Last of Us o el reciente God of War, está claro que encajan a la perfección con la estética de Spiderman.

Viajando con estilo

El balanceo de red es sin duda una de las constantes en los juegos de Spiderman. Hay algo especial en la libertad de impulsarse con telarañas por la ciudad entre los edificios. Marvel’s Spider-Man no ha sido menos que sus antecesores y nos encontramos ante el balanceo de red más cuidado que ha habido en ningún juego. Es interesante compararlo con los casos de juegos previos.

De un vistazo se puede observar que el balanceo es algo más lento que el de las últimas entregas, en favor de una sensación más realista. Contamos con un sistema de apuntado como el que ya vimos en Amazing Spider-Man y Amazing Spider-Man 2, pero se nota mucho más pulido, permitiendo impulsarnos y conectar objetivos con lanzamiento de redes sin frenarnos. Se aleja sin embargo de estas últimas entregas en la sensación cinemática que ofrecían. En este caso se ha optado por alejar la cámara y dar más libertad al manejo de la red. Los movimientos resultan naturales y podemos calcular las trayectorias para soltar o lanzar las redes en el momento que consideremos oportunos y observar cómo actúa el lanzarredes. Los giros bruscos harán que Spidey lance una telaraña lateralmente para impulsarse. Los detalles de la física y las posibilidades de movimiento son sencillamente muy superiores.

Dado que no hemos podido probar todas las habilidades de balanceo bloqueadas no podemos juzgar el resultado final pero, sin duda alguna, podemos decir que nos encontramos ante la mejor versión del balanceo de red que hayamos visto hasta ahora.

Nueva York necesita tu ayuda

Nada más finalizar la primera misión se nos dará acceso a movernos libremente por Nueva York. A pesar de que para el demo solo se desbloqueó una porción de la misma, es suficiente para hacerse una idea de lo que encontraremos. En la ficticia ciudad encontraremos lugares de interés tanto del mundo real como del universo marvelita. Así, podremos visitar sitios como Grand Central Terminal o escalar el Edificio de los Vengadores. A medida que avance la historia veremos la ciudad a distintas horas del día y el espectáculo visual, como ya hemos comentado al hablar de los gráficos, es fantástico.

Dejando a un lado las misiones principales, habrá distintos eventos que ocurrirán en tiempo real en la ciudad, como pueden ser atracos, o civiles en peligro. También abundan los coleccionables como las mochilas de Peter, que nos darán detalles sobre la vida de Peter previa al juego.

Bajar pie de calle nos permitirá observar la coherencia en la construcción de la ciudad. Se ha puesto empeño en hacernos sentir que nos encontramos en una ciudad viva. Se han utilizado distintas estéticas en función de los barrios, dotándolos de personalidad con muchos detalles. Por el contrario, no encontraremos gran cosa en cuanto a interactividad. Marvel’s Spider-Man espera encontrarnos viajando por la ciudad entre azoteas y el juego no recompensa al jugador por moverse entre los peatones.

Un gran poder…

Las mecánicas de combate no son particularmente complejas. Utilizaremos principalmente cuadrado para atacar, círculo para realizar maniobras de evasión y triángulo para realizar ataques con redes. Estos se combinarán junto con el disparo de telarañas en un sistema similar a lo que ya se ha visto originalmente en la exitosa saga de Arkham y que se utilizó ya en previos juegos de Spiderman. Algunos de los enemigos requerirán estrategias particulares, como envolverles en telaraña, o realizar un golpe que los lance por los aires, y deberemos estar siempre atentos a nuestro sentido arácnido, que nos advertirá de cuando un enemigo está a punto de golpearnos para esquivarlo. De los tres niveles de dificultad, elegimos el intermedio para comenzar. Pese a que ningún enemigo resulta frustrantemente complicado, la mayoría de las peleas presentan un reto, y hasta los matones de poca monta pueden vencer a nuestro héroe si no prestamos atención durante el combate.

Junto a estas mecánicas básicas contaremos con los tres árboles de habilidades en los que podremos invertir los puntos que ganemos durante nuestras batallas. Estos árboles están divididos en el balanceo de red, las defensas naturales de Spiderman y los ataques físicos y de redes. Lo cierto es que de estos tres árboles, solo uno de ellos afectará al combate en cuanto a los movimientos que realizamos. No hay una gran cantidad de combos y nuevos movimientos como hemos podido ver en  juegos como Web of Shadows, sino que se basan más en variaciones y mejoras de algunas maniobras de combate.

No debemos entender con esto que el resultado sea monótono y  aburrido, sino que se ha optado por mantener unos controles relativamente sencillos y pulir su funcionamiento al máximo. Tengamos en cuenta que, a pesar de no ofrecer una gran cantidad de combinaciones de botones, los combos básicos de Spiderman dan lugar a una gran variedad de movimientos que el personaje realizará en función de la situación de los enemigos y el entorno. Resulta excepcional ver a nuestro héroe pasar entre las piernas de un enemigo, botar en la pared y golpear a otro con el impulso antes de saltar por encima de su cabeza y utilizar las telarañas para arrojarlo contra un tercero. Todas estas interacciones están excepcionalmente cuidadas y creemos que darán de sí muchas horas sin resultar repetitivas.

Más allá de las redes

Aunque hemos hablado del balanceo de red y el combate, las dos mecánicas principales cuando juguemos como Spidey, este juego nos ofrece mucho más en cuanto a su jugabilidad. Esto se debe a la importancia que Insomniac ha querido darle a la vida de Peter Parker más allá del superhéroe. Durante la historia, controlaremos a Peter en distintas misiones, la primera de las cuales, en su laboratorio, requerirá reparar dispositivos, crear componentes y otros desafíos que se representarán en forma de distintos tipos de puzles, como pueden ser los típicos paneles de tuberías.

Además, Peter no será el único personaje jugable, aunque aún no está confirmado que vayamos a poder jugar con Miles Morales, sí que hemos podido jugar como Mary Jane Watson. En este universo, Mary Jane es una reportera de investigación para el Daily Bugle, todo lo contrario a como la habíamos visto en previas encarnaciones como modelo o actriz. En este caso, Mary Jane se meterá de lleno en la acción con niveles de sigilo en los que arriesgará su vida para descubrir lo que está ocurriendo en la ciudad.

Marvel's Spider-Man

Con este juego, Insomniac ha apostado por desarrollar una trama elaborada y con toda la esencia de Spiderman, y está claro que ha intentado implementar esta narrativa en lo jugable a muchos niveles. Ya falta menos para le fecha de salida del juego el 7 de septiembre, y estamos deseosos de poner nuestras manos en este título que está cumpliendo todas las expectativas que habíamos puesto en él. Nosotros, en Espacio Marvelita, ya tenemos reservada una copia, ¿y tú?