Toda la actualidad de Marvel Comics y Marvel Studios

TOP 10 Mejores comics Marvel de Mark Millar

Con la reciente compra de Millarworld por parte de Netflix, en Espacio Marvelita hemos creído que podía ser buena idea realizar un TOP 10 con los mejores cómics escritos por Mark Millar en su periplo con Marvel. ¿Te atreves a especular ya el número 1?

10. Fantastic Four: Los Mejores del Mundo / El Maestro de Muerte

Bryan Hitch a los lápices, Mark Millar en el guion. ¿Qué podía fallar? Pues casi todo. El escocés nos ofreció dos historias como a medio gas. Especialista como es él en arrancar tramas poderosas y provocativas, Millar situó el ojo del huracán en la terrorífica figura del Maestro de Muerte; un ser del que desconocíamos prácticamente todo. Sin embargo, como ocurre también más veces de las que nos gusta admitir, el cierre de algunas de sus construcciones son acelerados, y este es precisamente el caso que nos ocupa. ¿Tan fatídica era la llegada del Maestro de Muerte para luego terminar de un plumazo?

9. The Ultimate Avengers

La idea era buena: Nick Furia, más cabreado que un avispero apaleado, decide formar un grupo de operaciones encubiertas. La antesala de Secret Avengers, vamos. El equipo artístico cambiaría con cada saga, mientras que el guionista sería siempre Millar. ¿Resultado? Irregular. Tras un primer arco más que digno (¡¿Cráneo Rojo hijo de Steve Rogers?! ¡¿Y encima le patea el trasero como si nada?!), con un Carlos Pacheco que consiguió que se nos revolvieran las tripas con el “estropicio” de cierto chiquillo rubio al escapar de SHIELD, vinieron una serie de tramas tan insulsas como sus dibujantes. ¿Vampiros vistiendo la Mark I? ¿Rhodey en modo psicópata haciendo migas con un Hulk calcado a Luke Cage? Mark, tú antes molabas.

8. 1985: El año de Nuestra Vida

Antes de Stranger Things, Millar ya nos ofreció un buen chute de nostalgia ochentera. La historia, sin ser revolucionaria, consiguió devolvernos una sonrisa a aquellos que crecimos en la que para muchos sigue siendo la era dorada de Marvel. El Spiderman de Roger Stern, los X-Men de Chris Claremont, Los 4F de John Byrne o las Secret Wars (las primeras, claro) son el telón de fondo de esta historia que guarda algunos ecos -lejanos- con dos obras más de Millar: la mentada saga de los 4F de “El Maestro de Muerte” y El Viejo Logan.

7. Wolverine: Enemigo del Estado

Logan contra el Universo Marvel. Súmale a eso a John Romita jr. y ahí lo tienes. Ya, es una historia sin substancia. Pero si Enemigo del Estado estuviera en nuestros cines, la orgía de muerte y cercenamientos que salpicaría la pantalla sería digna de elogio.

6. Marvel Knights: Spiderman

Terry Dodson y su mujer Rachel unieron fuerzas con el bueno de Millar para traernos una historia de Spiderman de carácter más adulto. Sin embargo, pese a que el apartado gráfico es sobresaliente, Millar termina por desdibujar a Peter con una actitud y diálogos más violentos y agresivos a lo que nos tiene acostumbrados. Ese es el punto flaco del guionista escocés, al que, si tuviera que comparar con un cineasta, ese sería Quentin Tarantino: sus estilos son únicos, inimitables, pero no son capaces de adaptarse al tono de una historia sin impregnarla con su marca. Pese a ello, hay que reconocer que el uso que le da Millar al universo de Spiderman es prácticamente perfecto, razón por la cual estos 12 números son probablemente la mejor forma de introducir a un lector novel en el mundo del Trepamuros.

5. Ultimate Fantastic Four

Saltando las primeras sagas que “co-escribió” con Brian Michael Bendis (Millar siempre dijo que él apenas hizo nada, salvo poner su nombre en el cómic), la etapa del escocés como escritor en solitario nos dejó esa esencia de familia aventurera que los 4F parecen haber perdido definitivamente. Un Namor aún más irritante que el de la Tierra-616 (¿nadie más ve en él un parecido tremendo con Cristiano Ronaldo?), la epopeya que tituló como “Presidente Thor” y sobretodo, los nuevos 4 Terribles hicieron a los Ultimate Fantastic Four tocar techo.

4. Ultimate X-Men

Pocas historias de los X-Men evocan tanto al espíritu que les caracterizaba antaño como el arranque que tuvo Millar con sus Ultimate X-Men. Tras diseñar una formación de ensueño, el guionista se dedicó a recrudecer los rasgos de cada personaje. Aquí Lobezno es un auténtico cabrón; Cíclope un estirado con un don para la estrategia, y su Charles roza tanto lo “moralmente incorrecto” que casi podría definirse como villano. A escenas antológicas como George Bush hijo lamiendo las botas de Magneto hay que sumar la saga de Prometeo, o el primer enfrentamiento entre los Ultimates y los mutantes.

3. Civil War

Poco queda por decir de Civil War que no se haya dicho ya. El evento que revitalizó Marvel funcionó a tantos niveles que incluso decidieron adaptarla, con muchas licencias, al cine. Cierto es que, visto en perspectiva, Civil War es una buena historia, pero no perfecta. Sin embargo, el impacto que tuvo fue tal que no somos pocos los que recordamos el evento como uno de los más impactantes de los últimos tiempos. Es triste admitirlo, pero hasta entonces no habíamos visto nunca que nuestros héroes pelearan sin haber algún control mental o engaño de por medio. Ese fue el mayor logro de Civil War: que aún hoy los lectores somos incapaces de decidir quién tenía la razón.

2. El Viejo Logan

Una de las mejores historias de Logan, por no decir la mejor. Se nota que Millar le tenía ganas al personaje desde Enemigo del Estado, y consigue como nadie, junto a un Steve McNiven en estado de gracia, regalarnos una experiencia que tan solo puede definirse con un sonido: SNIKT. La imagen de Cráneo Rojo acabando con el Capi (que no es Steve, por cierto), o las tripas de Hulk por el suelo son solo uno de los muchos momentazos que guarda este cómic que adaptaron al cine con Logan. Y sí, Logan mola, pero le queda un mundo para alcanzar al material fuente.

1. The Ultimates

Para quien firma estas líneas, el mejor cómic del siglo XXI, y de bastante antes también. Millar dio un golpe sobre la mesa con lo que solo puede clasificarse como una revolución. Suyo es el Tony que vemos hoy en el cine. Suyo es el Capi más republicano y coherente que he tenido el placer de leer. Suyo es el mejor Thor que he visto jamás. Suyo es el Nick Furia más cojonudo que ha pisado nunca un cómic, como suyo es el caldo de cultivo que dio vida a The Avengers, de Joss Whedon. A este derroche de talento tan solo faltó a Bryan Hitch en su momento más álgido. Una película hecha cómic. Obra maestra.