Todas las noticias del Universo Marvel y Star Wars

El actor que da vida a Flash Thompson en Spider-Man: Homecoming recibió amenazas de muerte

Que el fan de los cómics puede ponerse extremadamente crítico en lo que a contratación de actores para adaptaciones cinematográficas se refiere, es algo que sabemos todos. Sin embargo, cuando se trata de la contratación de un actor de color para interpretar a un personaje que tradicionalmente ha sido blanco en los cómics, hay sectores de fans que pueden llegar a ser particularmente despreciables.

Es el caso de Tony Revolori, un actor americano de ascendencia guatemalteca que interpreta a Flash Thompson en Spider-Man: Homecoming. En el material fuente, Flash es un atleta blanco que abusa física y psicológicamente de Peter en el instituto, aunque para acabar convirtiéndose en su mejor amigo en la universidad. Cuando se anunció que la estrella de Gran Hotel Budapest interpretaría al personaje, la reacción de los fans fue rápida, y en algunos casos negativa. Tanto es así, que según revela Revolori para CBR, la respuesta fue mucho más allá de simples comentarios en Twitter.

No soy lo que el personaje era en los cómics. No lo soy, y podemos decir eso claramente y fácilmente, y aún hay gente que odiará ese hecho. Fue muy descorazonador recibir correos electrónicos de odio y amenazas de muerte y cosas como estas.

En lugar de venirse abajo, Revolori usó esto para inspirarse y empujarse a sí mismo a ofrecer al público la mejor versión de Flash Thompson que pudiese.

Es duro, pero después me di cuenta de que quieren mucho a este personaje, es simplemente su pasión. Yo mismo también siento pasión por cosas, deportes o películas o cosas como esas. Comprendo de dónde vienen. Quizás lo abordaron de forma equivocada, pero lo acepto como críticas constructivas. ¿Qué puedo hacer para hacerlo correctamente? Entonces hice lo que tenía que hacer, ser el Flash con el que pudiesen ser felices, y es seguro que de todas formas no estarán felices. Pero gané 27 kg. para el papel, e hice lo que tenía que hacer. Creo que fue una de las cosas más difíciles al comienzo, estar en esa burbuja de todo ese odio, y después intentar salir ileso.