Todas las noticias del Universo Marvel y Star Wars

James Gunn defiende el uso de Bebé Groot diciendo que es más que un juguete

Marvel Studios y Disney no se esperaban la reacción de los fans a Bebé Groot al final de Guardianes de la Galaxia, motivo por el cual no había demasiados juguetes ni merchandising del personaje cuando la película llegó a los cines. Obviamente, eso no ocurrirá con la secuela, y debido a ello hay algunos fans que creen que solo se ha mantenido a Groot en su estado infantil para generar dinero.

Ahora, una vez más a través de Facebook, el director James Gunn ha explicado por qué se tomó la decisión de usar a Bebé Groot en Guardianes de la Galaxia Vol. 2, confirmando que originalmente planeó usar la versión adulta antes de darse cuenta que sería mejor ambientar la secuela poco después de lo ocurrido en la primera parte.

Gunn también explica que pensó que la inclusión de Ego el Planeta Viviente (Ego the Living Planet) sería más difícil de vender a Marvel Studios que Bebé Groot, pero no fue así y admite que se le pasó por la cabeza que Bebé Groot podría ser un fenómeno.

Para ser honesto, cuando empecé a trabajar en el guión de Vol. 2 estaba planeando que fuera años después de la primera película y que el pequeño Groot fuese un Groot ya crecido. Pero hubo algo que se perdía. En primer lugar, pensé que se necesitaba mucho desarrollo de grupo por el que pasar como grupo, y sería una pena que el público se lo perdiese. Y, en segundo lugar, por la razón que fuese, Groot no estaba funcionando. Fue entonces cuando tuve la idea de tener a Vol. 2 teniendo lugar muy poco después de la primera película y que Groot aún fuese Bebé Groot, con mucho aún por aprender. Incluso aunque ya había decidido hacía mucho tiempo cómo estarían involucrados los otros personajes, este cambio abrió toda la película para mí y de repente todo tomó forma. Me enamoré del guión del Vol. 2 y sentí que estábamos creando algo muy especial.

Cuando aporte mi idea a Marvel Studios para Vol. 2 tenía miedo de la participación de Ego el Planeta Viviente, un personaje bastante amplio en el universo 616 de Marvel Comics. Tenía miedo de la inclusión de Mantis y Ayesha, y papeles más prominentes para Nébula y Yondu. Pero tenía incluso más miedo por presentarles el concepto de que Bebé Groot, y no Groot, sería un miembro de los Guardianes de la Galaxia. Sí, quizás ahora parece una idea ganadora, pero Groot fue el personaje más popular de la primera película, y a veces cuando algo funciona los estudios son un poco más reticentes al cambio.

Para mi feliz sorpresa, mis compañeros de Marvel fueron más que comprensivos sobre los grandes cambios en la historia del Vol. 2. Parecía saber de forma instintiva, como yo, que lo que importa en la franquicia de los Guardianes es seguir dando a la gente cosas inesperadas.

Dicho todo esto, no soy un idiota. Sabía que si Bebé Groot funcionaba, el mundo querría juguetes, figuras y peluches de Bebé Groot. Pero ciertamente eso no parecía una certeza cuando estaba solo en mi oficina concibiendo una historia, y definitivamente no fue la fuerza conductora de la decisión. Yo, como muchos de vosotros solo con el tráiler, me enamoré del pequeño tipo, incluso aunque en ese punto solo estaba en mi cabeza.