Todas las noticias del Universo Marvel

[Artículo] Crónica de la Metrópoli Comic Con 2015

Día 1

A pesar de que el macro evento Metrópoli lleva unos días activo, la convención de cómic empieza el día 2 de julio. Así pues, la noche antes me dirijo a la estación de autobús donde cogería mi transporte con destino Gijón (Asturias).

Llego al amanecer, después de una noche entera buscando la posición más adecuada para dormir en los incómodos asientos del vehículo. Al llegar, el reloj decía las 6 de la mañana, el correo electrónico que me habían enviado los organizadores de la Comic Con decía que el evento empezaba a las 17:30. Quizás sería bueno dormir un poco hasta entonces.

Una vez he recargado pilas me dirijo hacia el recinto, un enorme espacio abierto que alberga salas de exposición, de conferencias, mogollón de terrazas de bares y un gran escenario para conciertos. Desde luego, Metrópoli tiene de todo. Cojo mi pulserita de acreditación en la entrada y accedo al lugar.

Pulsera acreditación

Al llegar es fácil encontrar la zona dedicada al cómic: una enorme fila de personas esperan a las puertas del lugar donde después se venderían los exclusivos ejemplares de el Hombre Hormiga. A las 17:30 se reúnen Marino González, Pepe Caldelas, Ramón Rosanas y Bob Layton al frente de la cola y empieza la charla que da pie al inicio del evento.

Charla inaugural

Primero habla Marino, uno de los dos organizadores de Metrópoli. Nos da las gracias por venir y espera que nos lo pasemos bien. Ya te digo yo que con todo lo que promete el evento, la diversión está asegurada. Además, tras el fallecimiento en abril del dibujante Herb Trimpe, que estuvo de invitado el año pasado en el mismo evento, la organización ha querido homenajearle otorgando cada año el premio Herb Trimpe a los artistas invitados que lleven más de 30 años en la profesión. En esta primera ocasión, son el legendario Bob Layton, José Luis García-López, Steve Englehart y Kurt Busiek quienes reciben tal honor.

A continuación coge el micrófono Pepe Caldelas, organizador de la parte de Comic Con. Sus palabras no podrían entusiasmarnos más. Nos habla brevemente sobre la motivación de intentar hacer una Comic Con a la americana, más grande y mejor que el año pasado. El espacio reservado para el mundo del cómic es incluso mayor que el año pasado, y los nombres de los artistas invitados son aún más grandes: Bob Layton, Steve Englehart, Kurt Busiek, Yildiray Çinar, Esad Ribic, Carlos Pacheco y un largo etcétera. Incluso el día dedicado al mundo de Star Wars contará con un desfile plagado de Storm Troopers. Caldelas no se olvida de mencionar a los protagonistas del momento, Ramón Rosanas y Bob Layton. Ambos autores dibujaron las portadas de los exclusivos números de Hombre Hormiga que ofrece la convención. Sí, producto propio, como en las grandes convenciones americanas. Este producto, que no llegará en formato tomo a España hasta septiembre, cuenta con dos portadas alternativas homenajeando a la ciudad de Gijón. He de agradecer a los organizadores, Panini y Marvel que se unieran para ofrecernos tan exclusivo producto.

Portadas Hombre Hormiga

Tanto Rosanas como Layton posaron posteriormente con ejemplares de sus portadas a mayor tamaño, todo un detalle. Además, tuvieron unas palabras para los que allí nos encontrábamos. Rosanas, acompañado de su familia en una imagen muy tierna, habló sobre el proceso de creación de la portada y el orgullo que sentía por ella. En su dibujo podemos contemplar al Hombre Hormiga volando al lomo de una hormiga frente a la escultura del Elogio del Horizonte, uno de los emblemas de la ciudad.

Ramón Rosanas y Bob Layton

Bob Layton tuvo también unas palabras. En primer lugar nos cuenta un pequeño homenaje que hay a Herb Trimpe en su portada. Todo un detalle. Bromea diciendo que ha necesitado 40 años para venir a España, pero que por fin está y le gusta mucho. Está encantado con la ciudad y la gente. No es para menos, un servidor también lo está. En su portada, el guiño a Gijón es más sutil, pues sobre la carcasa de un teléfono móvil se aprecia el logo de la ciudad de Gijón. Aunque Layton reconoce que eso fue cosa del colorista. Escuchar a Layton es un lujo. Es todo un showman. Pone caras y poses para cada una de las fotos que le hacen y bromea con las hijas de su colega Rosanas. Parece que Tony Stark le ha influenciado tanto como él a Tony. Y por si fuera poco para los fans tener a Layton delante, el tío se atreve a ponernos los dientes largos con solo una frase: “Ya he visto Ant-Man y es increíble”. Afirma que es su segunda o tercera película favorita de Marvel y que contiene una de las peleas más divertidas y tontas que veremos nunca en el cine. Te tomo la palabra, Layton.

Bob Layton

Y así termina el acto de presentación de la Comic Con y queda abierta la veda para comprar los exclusivos ejemplares de Hombre Hormiga. Me quedará por delante un buen rato de cola para poder hacerme con las dos copias de los 500 ejemplares ofrecidos por Panini.

Por fin. Ya son mías. ¿Podría estar más feliz? Sí. Así que me dirijo a la mesa de Bob Layton con mi ejemplar en la mano y con una sonrisa se lo pongo encima de la mesa. Me devuelve la sonrisa y me hace una firma en la portada, no sin antes dejar que me saque una foto con él. Grande Layton.

Bob Layton y Espacio Marvelita

Pero había muchas más mesas alrededor. La cola para la firma de Rosanas avanza lentamente, el hombre se lo está currando con unos dibujos del Hombre Hormiga a cada uno. Después de dos horas y media literales de cola, ya puedo presumir de ejemplar exclusivo y firmado por el autor. Ahora toca conseguir firmas de otros autores invitados que ya andaban por la zona. El gran Kurt Busiek me firma el tomo de Arrowsmith y el publicado por ECC que contiene su etapa en Superman con Carlos Pacheco. Era un niño pequeño que acaba de abrir su regalo de Navidad. Busiek me acababa de firmar dos obras. ¿Podía depararme algo más el día de hoy? Pues sí. Me dirijo a la mesa de Yildiray Çinar con mi ejemplar de Iron Man Superior en la mano y se lo enseño. Él, esbozando una sonrisa, pasa su rotulador por encima. Ahí estaba, la firma de otro grande en otro cómic mío.

A continuación, tanto él como yo nos vamos, pues en breves empieza una conferencia sobre él en otra parte del recinto. Llego a la gran sala y ahí estaba él de nuevo. En una mesa junto a un traductor y las dos personas que dirigían la mesa redonda. Pepe Caldelas presenta al dibujante (¡cómo si hiciera falta¡) y los miembros de la mesa empiezan a hablar. Toda la charla es un recorrido por la historia de Çinar hasta el día de hoy. Más de una hora de charla da para llenar más de dos hojas de este diario de abordo. Aún así haré un esfuerzo por escribir unas líneas al respecto, no vaya a ser que a alguien le dé por leer esto y quiera saber más.

Para empezar, no podían faltar las preguntas sobre el papel del cómic en Turquía, país de origen de Çinar. El autor nos comenta que no hay mucha industria del cómic allí. Su importancia es mínima y se ve reducido a algunas revistas de humor. Aún así, sí que se vende algo de material de cómics de superhéroes, especialmente de Marvel y DC, y alguna que otra cosa europea. Entre los personajes más conocidos se encuentran Lobezno, la Patrulla-X y Superman. Nos dice que Conan el Bárbaro también es muy conocido por aquellos lares. Curioso también la revelación de los nombres en turco de algunos personajes muy famosos. Como el Castigador, conocido allí como “Tigre azul”. Se ve que los tonos azules que acompañan al traje negro pusieron parte del nombre. Y alguien debió pensar que la calavera del torso de Frank Castle debía ser de un tigre. Por favor, que alguien despida a ese hombre. Y también al genio al que se le ocurrió llamar a Hulk el “Gigante Verde Hulk”. Al menos este tenía sentido, pero ¿de verdad era necesario?

Yildiray Çinar

La charla sigue avanzando y aprendemos un poco más sobre la historia del genial artista. Yildiray Çinar, después de estudiar animación, se dedicó a dibujar para una serie de dibujos animados, allá en su país. Reconoce que en Turquía es imposible dedicarse al cómic, pero en 2002 consiguió dar el paso a las editoriales americanas. Y, después de trabajar para Image durante un tiempo, recibió la esperada llamada de DC. Su sueño se había cumplido. La transición fue bien sencilla, tanto como recibir una llamada de DC preguntándole que si quería dibujar la serie Teen Titans.

Después de esa serie, el autor pasó a ser el dibujante de Legión de Superhéroes. Reconoce que casi se echa a llorar cuando desde DC le dijeron que iba a trabajar con el guionista Paul Levitz. Aún así, el trabajo no fue fácil, pues la serie contaba con más de 50 personajes y tuvo que hacerse una colección de fichas sobre todos ellos. Reconoce que la obra se disfruta más leyéndola que dibujándola, pero que aun así le gustó mucho trabajar en ella.

Sus trabajos posteriores incluyeron la serie de Firestorm en un intento frustrado por pasar al personaje al primer plano y la de Supergirl sustituyendo a su amigo Mahmud Asrar.

Tras cuatro años trabajando con DC recibió la llamada de Marvel para ofrecerle dibujar la serie de Iron Man Superior escrita por Tom Taylor. Su respuesta fue clara: “Por supuesto”. Además Çinar reconoce que conocía a Taylor de su trabajo en Injustice. Se siente afortunado de haber dibujado esta versión de Tony Stark en la que es presentado como villano, algo que le recuerda a clásicos como El Demonio en una Botella. Y además, esta versión tan radical la ve como algo fresco. Reconoce que disfruta dibujando a un Tony tan capullo. Y yo viendo tus dibujos, Yildiray.

Entre sus proyectos rechazados encontramos el Escuadrón Suicida y una mini serie de Iron Man cuya trama no ha querido revelar. Aún así, mantiene conversaciones con Marvel para un futuro proyecto. Así que sus fans podremos esperar verle dentro de no mucho en la Casa de las Ideas.

Ahora Çinar ya se ha consolidado y tiene en mente un proyecto propio con su idea y su guión. Esta novela gráfica será una historia fantástica que contendrá magia y todo tipo de seres fantásticos. Es algo bastante distinto a lo que suele hacer, pero yo ya estoy esperando saber más sobre ello.

Una vez terminada la charla con Yildiray Çinar vinieron otros aun más grandes para una gran mesa redonda sobre los Vengadores. Los tres elegidos eran Steve Englehart, Kurt Busiek y Kenneth Rocafort. Si alguien ha leído hasta aquí, creo que se ha ganado un resumen. Esta charla fue un recorrido histórico por todas las etapas de los Vengadores. Hubo muchas anécdotas y debates de lo más variopinto. Desde qué cómic hubiera comprado cada uno el día que salían a la venta a la vez los números 1 de Vengadores y X-Men, hasta detalles sobre los trajes de personajes como Mantis. La charla se dilató por más de dos horas. Dos horas en las que todos los fans estábamos pegados al asiento escuchando a aquellos escritores como mesías. Todo un lujo que aún estoy asimilando.

Rocafort, Busiek y Englehart

Al acabar la jornada decidí disfrutar un poco del buen ambiente que alberga Metrópoli. Así que me dispuse a tomarme algo en una de las numerosas terrazas repartidas por el recinto. Cuál fue mi sorpresa cuando al rato aparecen por ahí Steve, Kurt, Kenneth, Bob, Çinar y los organizadores y se sientan a cenar en una mesa a escasos metros de mi. Ahí estaban, unos grandes del cómic americano sentados entre la multitud, como gente normal, charlando entre ellos de cosas cotidianas y normales. Como si ya no fueran las estrellas que son ¡Si hasta comían!

Día 2

Llego al recinto a eso de las 11 de la mañana. Mientras que Metrópoli no abriría sus puertas hasta por la tarde, los invitados teníamos el privilegio de ir a una rueda de prensa en exclusiva con Kurt Busiek y Steve Englehart. Todo un gozo poder disfrutar de las instalaciones sin la marabunta de gente que se reúne por las tardes. Ahí aparezco yo puntual como un reloj y me encuentro a los buenos de Busiek y Englehart en la puerta esperando a que comience la rueda prensa. No puedo desperdiciar la oportunidad de sacarme una foto con el gran Steve Eglenhart. Entro y tomo asiento, primera fila, genial.

Steve Eglenhart y Espacio Marvelita

Empieza la sesión de preguntas y respuestas con varios medios más. Tras la presentación del inigualable Pepe Caldelas, los medios ahí reunidos empezamos a lanzar nuestras preguntas. Las primeras preguntas son para Kurt Busiek. Reconoce que al ver las películas de Marvel ve ciertas referencias extraídas de los cómics escritos por él, como por ejemplo la Torre Vengadores y la sede del supergrupo que vemos al final de Vengadores: La Era de Ultrón. La escena de la primera película de Los Vengadores en la que Tony Stark cae por la ventana de la Torre al ser lanzado por Loki y una vaina vuela hacia él y se convierte en la armadura está también inspirada en el trabajo de Busiek. A raíz de esto, el autor aclara que, a pesar de todo, no es capaz de prever lo que va a pasar en las películas porque cambian mucho respecto al cómic. En dos de las pelis de la saga X-Men la idea de base es de los cómics, pero luego trascurren de manera muy distinta. Así mismo, en películas como Capitán América: El Soldado de Invierno y Los Vengadores hay muchas imágenes que parecen directamente extraídas de las viñetas, pero lo que pasa antes y después no tienen nada que ver.

Rueda de prensa Kurt Busiek

A estas alturas de su carrera, Busiek reconoce que aún hay muchas cosas que no ha hecho. Sin embargo, muchas de esas cosas no le llaman la atención. A pesar de nunca haber hecho un western, tampoco le apetece. En cambio, le gustaría hacer algo de fantasía y alguna que otra historia romántica. Para finalizar la rueda con Busiek, el escritor habla de su forma de representar a las mujeres. Dice que, al haberse criado con cuatro hermanas, siempre tuvo una imagen clara de la mujer. Sus hermanas eran luchadoras y fuertes. Eran ambiciosas. Nunca vio esas diferencias con los hombres que otros autores podrían denotar en sus obras. Es por eso por lo que sus personajes femeninos siempre fueron tan fuertes.

Aplauso y empiezan las preguntas a Steve Englehart. Partimos del mismo punto: referencias a sus cómics en las películas. Menciona que el actual grupo con la Visión y la Bruja Escarlata es parecido al grupo con el que él trabajó y confirma muchos guiños a su obra en las películas del Capitán América. Ahondando en la reciente aparición cinematográfica de la Visión y la Bruja Escarlata, el autor ve posible una relación sentimental entre estos dos personajes en el cine, pero ve más complicado que puedan llegar a tener hijos, tal y como sucedió en los cómics durante un tiempo.

La cosa cambia de tercio y llegamos a uno de los personajes más de moda actualmente y que fue creado por Eglenhart. Hablo de Star-Lord, por supuesto. El escritor, entre risas, comenta que este era el último personaje suyo que imaginaría en una película. También es consciente de lo mucho que cambiado el personaje, hasta perder casi todos los atributos con los que le creó Eglenhart en el pasado. Aun así, reconoce que le gusta el personaje actual y que disfrutó con la película. Siguiendo con la representación cinematográfica de los Guardianes de la Galaxia, aunque Englehart al principio no entendía que hacía ahí Star-Lord y le era muy raro, ahora confiesa que le gustó mucho y cree que la libertad con la que contaba la película fue lo que hizo que pudiera ser tan fantástica.

Termina la rueda con un gran aplauso de los que allí estábamos. Da gusto poder mantener unas palabras con dos grandes del cómic como son ellos. Por si fuera poco, a la salida consigo hablar con la jefa de prensa del evento, Paula Arrieta, y convenimos una entrevista con el gran Kurt Busiek. Aprovechando la agradable soledad del lugar nos sentamos en una terraza como si fuéramos dos amigos y le lanzo unas cuantas preguntas. Busiek es el sueño de cualquier entrevistador. A poco que le preguntes el hombre da rienda suelta a las palabras y te llena todas las páginas que haga falta. El bueno de Kurt Busiek sabe de lo que habla y disfruta de ello. A veces, la entrevista personal se convierte en una conferencia para mí solo.

Kurt Busiek y Espacio Marvelita

Una vez termino la charla con Busiek salgo de Metrópoli, pues los eventos de la Comic Con no empezarían hasta las 18:00. Vuelvo a dicha hora para poder escuchar la conferencia de José Luis García-López. El autor español –criado en Argentina– nos da un recorrido por toda su historia. Desde sus inicios como dibujante por ocio hasta sus primeros trabajos y su llegada a DC. Vale que escuchar a todos los artistas invitados durante estos días es un lujo, pero la sensación que da al escuchar a García-López no tiene palabras para ser descrita. El hombre se expresa de una manera tan propia, con esa mezcla de castellano-argentino-inglés y esos gestos suyos que es imposible dejar de prestarle atención.

José Luis García-López

En este recorrido, García-López comenta que, aunque nació en Galicia, a los 4 años se fue a vivir a Argentina, y ahí fue donde empezó su amor por la historieta. Aunque ese amor en un principio era por leerlas, poco a poco fue creciendo hasta que también amó dibujarlas. Empezó con un intento de tebeo humorístico, pero su dibujo tan realista hizo que le descartaran. Tras mucho peregrinar con sus dibujos de un lado a otro, finalmente consiguió trabajar en la industria del tebeo en Argentina. Poco después, desde el mismo país, empezó a hacer trabajos para el mercado norteamericano, hasta que finalmente se atrevió a ir a Estados Unidos a buscar entrar en una de las grandes editoriales. Bastó con una visita a DC para que estos le mandaran su primer trabajo. Y como se suele decir, lo demás es historia. Hoy en día, José Luis García-López es un icono del cómic de superhéroes americano, una leyenda que aun después de tantos años asegura que lo suyo es el dibujo y nunca ha querido escribir nada. Al final de su charla, no podía faltar la entrega del premio Herb Trimpe por llevar más de 30 años en la industria del cómic. García-López se muestra agradecido son semejante honor.

A su marcha, un autor más moderno le sustituye en la mesa redonda. Kenneth Rocafort, actual dibujante de la serie de los Ultimates, que veremos en las estanterías tras el final de las Secret Wars, entra en la sala de conferencias y toma su asiento. Esta conferencia, al igual que las anteriores, da un recorrido por toda la historia del dibujante.

Rocafort admite que hay antecedentes de dibujantes en su familia. Eso crea en él ese gusto por los lápices. Después de acabar sus estudios comienza a dibujar storyboards y dieños conceptuales. Posteriormente se convierte en ilustrador científico. Ilustra libros y trabajos de biología siendo su primer trabajo un libro sobre sexo, desde el punto de vista científico, por supuesto. Después de eso acaba dibujando Hunter Killer, escrito por el autor Mark Waid. Una vez ha iniciado su carrera en el mundo del cómic las editoriales se lo rifan y pasa por DC y Marvel, donde trabaja actualmente.

Kenneth Rocafort

Al terminar, en la misma sala, empezaría una larga conferencia sobre los Cuatro Fantásticos con Steve Eglenhart, pero yo me marcho pues tenía otra charla fijada en mente. En otra sala, Rodney Ramos daba una breve conferencia para artistas sobre cómo elaborar tu propio portafolio. No podía perdérmela. Me dirijo a la sala y al poco llega Rodney, un tío de lo más cachondo. Simpático a más no poder, cercano, gracioso. ¡Hasta le dio por cantar un poco en lo que esperábamos a que llegara todo el mundo! Aun así fuimos pocos los asistentes a su charla, lo que la hizo más informal y cercana. Aprovechando la poca gente que había, Rodney nos propuso acercarnos a su mesa, donde él ni se sentó en un intento por estar más cerca de nosotros, y con el portfolio de uno de los invitados como ejemplo comenzó su charla. Al final acabamos todos de pie, contemplando el portfolio en cuestión y escuchando como Rodney nos enseñaba todo lo que hay que saber para poder llevar unos dibujos a un editor. Cabe señalar que Ramos quedó bastante sorprendido con el porfolio en cuestión y puso en contacto al autor con un editor. Desde aquí le deseo mucha suerte al joven dibujante.

Una vez más acaba el día en Metrópoli. Una vez más un día para enmarcar. Un día en el que he podido hablar de cerca con grandes autores y asistir a charlas sensacionales sobre la historia y el porvenir del mundo del cómic. Una delicia para cualquier lector que espero se repita mañana.

Día 3

Una vez más nos citan por la mañana, antes de que abra el recinto. El objetivo no es otro que ofrecernos una rueda de prensa con el dibujante español Carlos Pacheco. Cualquiera que conozca a Carlos coincidirá en que el dibujante gaditano es un espectáculo más allá de sus dibujos. Se dedica a dibujar cómics como bien podría dedicarse a hacer monólogos. Además, Pacheco se muestra como un tío muy culto con montón de referencias tanto del cómic como de otros elementos de la cultura pop americana. Da mucho gusto hablar con una persona así.

En esta ocasión, Pepe Caldelas ni se molesta en presentar al dibujante. Ni falta que hace. Directamente empezamos a hacerle preguntas a él y su amigo Kurt Busiek que, aunque no estaba planeado, decidió venir con su compañero de tantos trabajos.

Rueda prensa Carlos Pacheco

A raíz de su presencia, de hecho, viene la primera pregunta sobre sus colaboraciones. Pacheco y Busiek han trabajado juntos en obras como Siempre Vengadores, Superman: La Caída de Camelot y Arrowsmith. Pacheco se define como un hijo de los 60 muy sumergido en la cultura americana. De hecho, cuando fue a Estados Unidos allí se sorprendieron por lo mucho que sabía de cómics. Se crió leyendo tebeos de Busiek y siempre quiso trabajar con él. Es más, asegura que con él es con quien más cómodo trabaja. Busiek, en cambio, asegura que conoció el trabajado del español antes de trabajar juntos y que ya entonces le dijo a Marvel que le fichara antes de que se adelantara DC. Pero, efectivamente, la Distinguida Competencia se adelantó.

Carlos Pacheco y Espacio Marvelita

Sobre su trabajo, cabe destacar que durante su etapa en Siempre Vengadores el personaje Pájaro Cantor acabó en una situación como de futura Vengadora, pero los autores posteriores no siguieron esa historia. Sin embargo, hace poco Marvel anunció sus próximas series post-Secret Wars y hemos podido ver que el personaje formará parte de uno de los grupos de los Vengadores. Acerca de esto, Carlos Pacheco se alegra de que por fin vayan a hacerla una Vengadora. Busiek, además de alegrarse, aprovecha para delatar a su compañero y revelarnos que la inclusión de Pájaro Cantor en su etapa fue a petición de Carlos porque “es muy guapa”.

En los planes de futuro de Pacheco está terminar la serie que dibuja actualmente y esperar a que Marvel le mande algo más, pues tiene contrato en exclusiva con la editorial. Aun así, ese contrato cuenta con una cláusula que le permite trabajar en Arrowsmith cuando él y Busiek puedan ponerse finalmente.

Después de la rueda de prensa, Metrópoli abre sus puertas y la gente comienza a entrar. Después de la pertinente foto con Pacheco y las firmas reglamentarias, me dirijo al anfiteatro donde se produciría una gran conferencia sobre Iron Man con Bob Layton, Kurt Busiek y Yildiray Çinar. Entro y me siento en segunda fila mientras el resto del público asistente va llegando y los invitados bromean en la mesa redonda. En un momento determinado, Bob Layton, con su habitual sentido del humor, se levanta de la mesa de los conferenciantes para sentarse entre el público y poder ver las diapositivas que acompañan en pantalla a la charla.

Una vez está todo preparado, Layton vuelve a su mesa y da comienzo un maravilloso recorrido por la vida del Vengador dorado. Los tres autores hablan sobre su primer contacto con el personaje, y sorprende que cada uno llegó a él de forma distinta. Çinar revela que lo leyó por primera vez en un número gratuito que regalaban con un periódico turco. Curiosamente, ese número era del invitado Bob Layton. Este, en cambio, reconoce que llegó a leer el número original de Tales of Suspense y que lo odió. Siguiendo la conversación, el tema pasa al atractivo de Iron Man. Çinar confiesa que lo que más le gusta es su personalidad, ese carácter que tiene y que intenta que preserve en su etapa. A Kurt Busiek, en cambio, le gusta por no tener superpoderes. Es un hombre de negocios, es un Vengador, es Iron Man. Lo es todo, pero sin el traje es muy frágil. También bromea diciendo que le gusta por el bigote.

Pasamos ahora a una cuestión más interesante. Se les pregunta a los invitados que a quién consideran el archienemigo de Iron Man. Comienza Layton confesando que a él le hubiera gustado que fuera el Doctor Muerte. Los considera dos caras de una misma moneda. Lamentablemente, no pudo hacerlo porque él ya era el archienemigo de los Cuatro Fantásticos. A Kurt Busiek le gusta como se contraponen el aspecto feudal del Mandarín con el de caballero de Tony Stark. También le gusta Latigazo porque tiene un látigo, bromea.

Layton, Busiek y Çinar

Una de las etapas más famosas de Iron Man es el arco titulado El Demonio en la Botella, obra de Bob Layton. El autor comenta que la idea viene como oportunidad de darle un nuevo enemigo a Tony, por así decirlo. Hasta ese momento, el personaje había tenido muchos problemas de corazón y ya cansaba recurrir siempre a lo mismo, así que quisieron ponerle una nueva adversidad a la que enfrentarse más allá de los villanos.

Otro tema recurrente en la historia del Vengador de la armadura es el de su identidad. Kurt Busiek prefiere que Stark mantenga su doble identidad de forma secreta. Le parece muy bueno el juego de tener a un Tony Stark negociador que resuelve todo de forma elegante pero que cuando se pone el traje puede resolver todo a base de golpes. A Busiek le gustan esos dos lados de la personalidad del personaje.

Posteriormente, la conversación sigue avanzando, y se tocan temas como la evolución del traje de Iron Man y las chicas que han pasado por su vida. Por supuesto, cada autor defiende a la chica de su propia etapa.

Por último, se toca también el tema de las adaptaciones cinematográficas. En este caso los tres coinciden en todo: Robert Downey Jr. es el Tony Stark perfecto, las dos primeras películas fueron muy buenas y mejor no hablar de la tercera. Tras alguna pregunta más, el coloquio llega a su final.

Layton, Busiek y Çinar

Pedazo de conferencia. Qué tres grandes. Ahora toca salir para volver por la tarde. Pero no puedo quitarme esa absurda sonrisita de la cara. Ojalá tuviera una máscara de Iron Man para que no se me vea…

Al llegar la tarde empiezan de nuevo las conferencias. La primera es un recorrido por la historia de Kurt Busiek, hablando de sus numerosas aportaciones al mundo del cómic. Al terminar, empieza la de Steve Englehart, con un mismo estilo. Pero un servidor estaba ocupado entrevistando individualmente al dibujante turco Yildiray Çinar, por lo que poco puedo aportar sobre esas conferencias. Así que mejor ocuparé las líneas que me quedan en hablar sobre la última conferencia del día titulada Superman Habla Español.

Y así es, porque a la charla vienen José Luis García-López (España-Argentina), Carlos Pacheco (España) y Kenneth Rocafort (Puerto Rico). Los tres han dibujado a Superman en distintos momentos de su historia y de forma muy icónica. Por esos sorprende lo que los tres confiesan nada más empezar la conferencia: a ninguno le gusta Superman.

Sin embargo, Pacheco y Rocafort coinciden en que el Superman más icónico es el dibujado por su compañero García-López. El dibujante, en cambio, se muestra muy humilde. Comenta que no se propuso nada en especial al hacer su dibujo mientras que Pacheco afirma que él dibujaba al Superman que a él le hubiera gustado leer. No quiso retocarlo mucho porque es un icono y, como no podía ser de otra forma, hay mucha influencia de García-López en su dibujo. Ahondando en el personaje, a Pacheco le parece ridículo que sea un superhéroe americano cuando viene de otro mundo. Rocafort cuenta, anecdóticamente, que aunque en su etapa DC había eliminado el famoso rizo de Clark Kent, él lo sigue dibujando disimuladamente a modo de pelo despeinado.

García-López, Pacheco y Rocafort

Sobre el cambio de uniforme y la eliminación de los calzoncillos rojos tan icónicos, Pacheco se muestra muy en contra. Está en contra de que cambien los diseños por culpa del cine. Vale que en las películas lo cambien, porque en pantalla no funciona, pero si en el cómic sí que funciona, para qué quitarlo. Rocafort apoya a Pacheco y añade que a los fans no les gustan los cambios. Afirma que si desde el principio Superman hubiera aparecido sin calzoncillos a nadie le hubiera importado. El problema viene cuando empiezas de una forma y luego lo cambias.

Entrando más de lleno en la historia del personaje, el siguiente tema a tocar es el de la boda de Clark y Lois. A García-López le pareció innecesaria mientras que a Pacheco aburrida. Le parece una pareja anodina, aburrida a más no poder y cree que la boda fue culpa de la serie de televisión que había en aquel momento. Rocafort no soporta, en general, la relación Kent-Lane. Y la trama actual le parece malísima, con Superman celoso espiando a Lois…

El pobre Superman recibe más caña en esta conferencia que en muchos de sus cómics. Lo cual lleva a hablar de los villanos del personaje. A Carlos Pacheco la galería de villanos le parece muy floja mientras que Ken Rocafort opina, no sin razón, que Superman es un imán gigante para atraer criaturas gigantes a la Tierra.

Llegamos ya a la última etapa de la charla y llega el momento de hablar de un tema muy controvertido que tenía que salir tarde o temprano, El Hombre de Acero. Los tres dibujantes son muy claros y concisos y casi uno detrás de otro dicen su opinión en una frase. Rocafort afirma que entretiene, a Pacheco le gustó y García-López no la vio.

No hay tiempo para más. Se acaba una conferencia genial en la que Carlos Pacheco puso el humor y la hizo más entretenida si cabe. Y así se cierra el tercer día de Comic Con 2015 en Metrópoli. Ahora toca disfrutar del ambiente del recinto y descansar para la última jornada.

Día 4

Amanece el último día de Comic Con y Metrópoli en Gijón. Sin yo saberlo, me esperaba un día 100% Carlos Pacheco. Por la mañana, conferencia sobre el Capitán América con el dibujante español y sus compañeros Steve Englehart y Kurt Busiek, y por la tarde conferencia en solitario del propio Pacheco.

Esta vez no hay rueda de prensa, así que voy directamente a la sala de conferencias y tomo asiento. Aun tardarían unos minutos en llegar los artistas, pero mi nerviosismo ya se nota. Por fin, la puerta se abre y aparecen Carlos Pacheco, Steve Englehart y Kurt Busiek. Ellos también se sientan, pero en su mesa. No se les ve tan nerviosos. Después de la clásica introducción de Pepe Calderas, comienza el show.

La conferencia nos brinda un recorrido por la larga trayectoria del Capitán América, desde sus tiempos de súpersoldado en la Segunda Guerra Mundial hasta la etapa más reciente de Carlos Pacheco dibujando los guiones de Rick Remender. La pregunta que da el pistoletazo de salida es ¿cuál es el mejor Capi de la historia? Pacheco no duda y responde que el desarrollado por su compañero de mesa Steve Englehart. Reconoce que Stan Lee redescubrió un diamante en bruto pero que fue Englehart quien lo pulió. Hasta que conoció los guiones de Steve, Pacheco reconoce que compraba los cómics en función del dibujante. Englehart se convirtió en el primer autor que él buscaba en la tienda. Pero, por mucho que le gustaran las historias del autor norteamericano, afirma que a la serie le faltaba un mejor dibujante para ser perfecta. El propio Steve Englehart habla después, y confiesa que para él el mejor Capitán es el de Simon y Kirby. A pesar de que las historias no eran tan buenas, con ellos nació el icono. Aprovecha la ocasión para revelar que la famosa portada del Capitán América golpeando a Adolf Hitler es anterior a la inclusión de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, y que Marvel fue amenazada por aquello. Para Kurt Busiek, en cambio, la etapa más icónica es la de Stan Lee, pero disfrutó mucho de lo escrito por su compañero, Steve Englehart.

Un tema muy importante en la historia del Capitán América es la aproximación política de sus cómics. Englehart escribió varias tramas basadas en elementos reales. Es el caso del arco de El Imperio Secreto que se basaba claramente en el caso Watergate. Steve Englehart no tiene problemas en confirmar las numerosas referencias políticas que encontramos en sus cómics. Para él no era solo un cómic de superhéroes. Por eso después surgiría la idea del Nómada. Carlos Pacheco lo lleva a un terreno más actual, y nos revela que el nuevo Capitán América, encarnado por Sam Wilson, anteriormente el Halcón, es conocido por las oficinas de Marvel también como el Capitán Obama. Opina que las referencias políticas son obvias y necesarias en la historia del Capi. Kurt Busiek, en lugar de dar su opinión, lanza una pregunta a Steve Englehart. Y es que el escritor quiere saber cómo se tomaba el dibujante Sal Buscema, de ideologías políticas conservadoras, dibujar los guiones de ideas liberales que escribía Eglenhart. El segundo se sorprende y admite que nunca supo las ideas de Buscema hasta ese preciso momento, así que podemos dar por hecho que el dibujante era muy profesional en ese aspecto.

Pacheco, Eglenhart y Busiek

Ahora el tema, siguiendo esa línea de influencias políticas, pasa a ser la creación del personaje del Nómada. Carlos Pacheco ve un significado muy potente en la decisión de Steve Rogers de renunciar a su patria y convertirse en el Nómada. Posteriormente vinieron más personajes con ese mismo nombre, pero Pacheco opina que sin el mismo significado. Ahondando en una página del cómic que se muestra en la pantalla de proyección durante la conferencia, Steve Englehart habla sobre la capa del traje del Nómada. El Capi nunca había tenido capa así que quisieron ponerle una en este nuevo traje. Pero, al no estar acostumbrado, acaba molestándole y tropezando con ella, por lo que la arranca y el traje acaba finalmente sin capa.

En un apartado de anécdotas, Steve Eglenhart nos cuenta cómo le vinieron a la mente algunos nombres. Para empezar, la famosa empresa Roxxon, que tan acostumbrados estamos a ver en los cómics, debe su nombre a la sí existente empresa Exxon y a la expresión “Rock On”. Más allá de eso, el Escuadrón Serpiente no dejaba de ser una metáfora del Escuadrón Simbiótico de Liberación que existía realmente. También hay una mención al arquero dorado, que tenía unas claras referencias a la empresa McDonalds, por la forma en “M” de su arco.

En otras facetas del personaje, Kurt Busiek habla sobre el liderazgo del Capitán América. Esa no es una cualidad que uno desarrolle, sino algo que los demás ven en él. Llegados a este punto, Busiek pone de ejemplo la historia en la que Juggernaut va a la mansión de los Vengadores en busca de ayuda porque está siendo perseguido. Mientras que los Vengadores no le quieren dar asilo, el Capitán América se impone con solo cuatro palabras “Solo es Polonia, ¿verdad?”. Esta frase es una clara alusión a como la Alemania Nazi conquistó Polonia mientras el resto del mundo no hizo nada por impedirlo, lo cual dio más poder a Hitler para comenzar sus ataques durante la Segunda Guerra Mundial. El Capi viene a resumir que siempre hay que ayudar a los que estén en peligro, sea cual sea su papel.

Acercándonos más a nuestro tiempo, no podía faltar la etapa de Ed Brubaker. Para Kurt Busiek es una de las mejores etapas del Capi. Crea un gran thriller político muy particular. Busiek reconoce que él no se hubiera atrevido a hacerlo, pero el resultado fue genial. Carlos Pacheco no ha leído la etapa de Brubaker. Sin embargo, opina que cualquier autor que haga que una historia con Arnim Zola y el Doctor Fausto sea interesante merece la pena.

Y por último llegamos a los dibujos de Carlos Pacheco en la etapa Marvel NOW! del Capitán América. El dibujante tiene una opinión negativa sobre el nuevo diseño del personaje, afirmando que parece un marine del Call of Duty. A día de hoy, sigue sin entender como el Capitán América puede necesitar rodilleras. Yo tampoco, Carlos, yo tampoco.

Se acaba la charla y ahora toca esperar dos horas hasta que comience la conferencia individual de Carlos Pacheco. Al volver al recinto, antes de ir a la conferencia decido pasarme por el salón principal de la Comic Con para que Esad Ribic me firme un ejemplar de Vengadores. Ahora ya puedo marcharme tranquilo de este evento pues ya he conseguido las firmas de todos los autores que quería.

Firma Esad Ribic

Pero esto no ha acabado. Aun queda la conferencia de Pacheco y, en esta ocasión, en lugar de empezar por los inicios del artista, la charla comienza con el trabajo más actual del dibujante gaditano. Y es que, en pleno evento de las Secret Wars, Carlos Pacheco dibuja los guiones de Marc Guggenheim para la serie Escuadrón Siniestro. Sobre el evento en general, Pachecho opina que es una vuelta de tuerca más a la crisis. Es una forma de poner orden. Entrando ya en la serie que dibuja, le sorprende ver al Halcón Nocturno en el equipo de villanos, pues la última vez que le vimos se había unido a los Defensores. También comenta que tienen una gran libertad para trabajar, pues todo lo relacionado con las Secret Wars está fuera de la continuidad. Esto les proporciona una carta blanca. Ahora mismo, el dibujante comenta que se encuentra trabajando en el número 4 de la serie.

Sobre su futuro, sabemos que Pacheco tiene contrato en exclusiva con Marvel, pero el dibujante reconoce que ya ha dibujado todo lo que quería dibujar. No le hace especial ilusión ninguna de las colecciones actuales porque han cambiado mucho desde la época en la que le enamoraron los cómics. A partir de este momento, se vuelve hacia atrás para repasar sus inicios en la industria y las colecciones que ha realizado. Toda una trayectoria que aun crecerá más en los próximos años, pues Carlos Pacheco sigue siendo uno de los mejores dibujantes de cómics de superhéroes de la actualidad.

Una vez termina la conferencia, consigo hablar con Pacheco a la salida y le convenzo para que me conceda unos minutos. La organización nos cede un cuarto apartado del ruido y comienza la que sería la guinda del pastel. Después de 4 días de Comic Con, viviendo experiencias inolvidables y disfrutando del mundo del cómic como nunca, para rematar la faena, Carlos Pacheco concede a Espacio Marvelita una entrevista exclusiva. Y lo bueno que tiene este hombre para las entrevistas, es que siempre tiene algo que opinar. No se limita a un “sí” o un “no”. No sé si será porque es gaditano, porque sabe montón sobre el tema, o porque disfruta con ello, pero Carlos Pacheco siempre concede unas entrevistas de lo más completas y en las que no se muerde la lengua. Y eso, como entrevistador, se agradece.

Y con este colofón acabo mi jornada en Metrópoli, aunque de por medio han habido conferencias de Esad Ribic y Bob Layton. Pero para mí, ha sido un día de lo más completo. No me puedo imaginar una mejor guinda para acabar esta Comic Con de Gijón 2015. Ahora solo puedo agradecer a los organizadores del evento, en especial a Pepe Caldelas y Paula Arrieta, que invitaran a Espacio Marvelita a disfrutar de unos días fantásticos y desear que cuenten con nosotros también para una Comic Con 2016 que promete ser incluso mejor. Gracias.