Todas las noticias del Universo Marvel

[Reseña] Daredevil: Noches Oscuras

100% Marvel.Daredevil: Noches Oscuras

Panini Comics nos trae en un único tomo los ocho números de la miniserie original Daredevil: Dark Nights, en la que se recopilan tres historias auto-conclusivas ambientadas en la cronología actual del Hombre Sin Miedo con el fin de celebrar el 50º aniversario del personaje.

Así, en Daredevil: Noches Oscuras, somos testigos de relatos de autores de la talla de Lee Weeks, David Lapham y Jimmy Palmiotti orientados a recuperar el sabor clásico de un personaje que, en los últimos años, ha sufrido un lavado de cara y un soplo de aire fresco a manos de Mark Waid, y además con mucho éxito.

Por un lado Weeks nos presenta una historia de tres números que él mismo ha escrito y dibujado, y que bebe directamente de esa época oscura, triste y lóbrega del personaje que estableció Frank Miller. Nuestro querido héroe debe recuperar un órgano que una niña necesita para un trasplante, tarea que se complica por la intervención de villanos y una gran tormenta que asola Nueva York. Se trata de una historia sencilla y no muy original, pero está tan bien relatada y cuenta con tan buena calidad en los dibujos, que casi puede decirse que el trabajo de Weeks es el mejor de todo el tomo.

Por otro lado, y no saliendo muy bien parado, Lapham se las da también de guionista y dibujante para ir incluso más atrás en el tiempo en cuanto a estilo. Aunque la historia es actual, tanto el dibujo como la situación nos lleva a la Edad de Plata, presentando a un Daredevil que entremezcla su actividad como abogado para intentar recuperar unas pruebas para un caso en el que trabaja. En estas páginas, Lapham no consigue emular del todo bien lo que pretende, quedándose a medio camino en la tonalidad y el estilo, y dando la sensación de un trabajo a medio hacer.

Finalmente, tenemos una tercera historia guionizada por Jimmy Palmiotti y dibujada por Tony Silas. En este caso, los autores dejan de lado épocas pasadas del personaje para presentar algo que ya se parece más a lo que podemos ver de Daredevil en los últimos años, tanto en tono como en estilo artístico. Aquí, el Hombre Sin Miedo va tras un narcotraficante, esta vez con la ayuda de Misty Knight, y entre ambos nos presentan una historia divertida y dinámica, donde el humor y la acción encajan a la perfección con esos toques que aporta Silas en los dibujos.

En definitiva, este Daredevil: Noches Oscuras llega con la intención de celebrar un aniversario y hacer un repaso (muy rápido, eso sí) por diferentes épocas del personaje. Sin embargo, y lamentablemente, la oportunidad se queda en un tomo del montón que sirve perfectamente para pasar el rato, pero que hace justicia a uno de los héroes de Marvel que está volviendo a subir a lo más alto gracias a Mark Waid y a su próxima serie de televisión.