Todas las noticias del Universo Marvel

Estrenamos cabecera. Entrevista a Antonio Rojo, su dibujante

Aprovechando las fiestas de Navidad, ese momento en el que todos cogemos vacaciones, nos reunimos con nuestras familias y pasamos más tiempo delante del ordenador/móvil/tableta/consola/TV leyendo Espacio Marvelita (o eso esperamos desde aquí, je je), vamos a lanzar una nueva cabecera para esta nuestra querida web, algo así como un adelanto de “año nuevo, imagen nueva”.

A diferencia de la vez anterior, donde optamos por algo más orientado al cine, esta vez vamos a dar un aspecto más comiquero a la web, todo ello gracias a un grupo de artistas que forman parte de Men of Bronze Studios, que amablemente han colaborado para intentar mejorar el aspecto de esta casa.

Espacio Marvelita

El diseño de la cabecera ha sido obra de José Lameiras, basándose en un dibujo obra de Antonio Rojo, con PUSTE encargado del entintado y con trabajo de coloreado recae sobre Christian Castellanos. Precisamente, a continuación os dejamos una breve entrevista a Rojo.

– ¿De dónde viene tu afición por el dibujo? ¿Cómo empezaste?

Pues me viene de muy pequeño, es algo que pasó de mi madre a mí. Ella cuando era joven pintaba y me despertó las ganas de dibujar. Ya de pequeño, con pocos años, dibujaba animalitos, bichos, cosas así, y luego ya casi al final de EGB, principio del instituto, uní mi interés por los tebeos con el dibujarlos. Los cómics marcaron mi camino, como lector y como dibujante.

Empecé pues como casi todos, un fanzine aquí, otro allá, y al poco conocí a Pedro Angosto, con el que trabajé y mejoré bastante mis habilidades. Luego pasé varios años dedicándome a varias cosillas, trabajos alejados del cómic, y ahora nos hemos reencontrado y retomado en Men of Bronze Studios, en una versión nueva y mejorada 2.0.

– ¿Por qué superhéroes? ¿Hay otras cosas que te guste dibujar?

Me gusta dibujar superhéroes porque me gusta leer cómics de superhéroes, no son los únicos tebeos que leo pero sí por los que tengo más pasión. Ya desde el instituto, en el que pasé de dibujar poses de Spiderman, Lobezno o Batman a dibujar historias, a contar historias con imágenes, que es la evolución natural de los dibujantes de cómics. Cuando sabes qué te gusta “contar”, ya estás perdido para siempre. Sí, me gusta mucho la fantasía heroica, gente con espadas y mozas con poca ropa, pero en realidad no le hago ascos a nada.

– ¿Qué esperas conseguir? ¿Te gustaría vivir de ello?

Pues desde el momento en que decides no dedicarte solo a dibujar como hobby, sino como medio de ganarte la vida, lo que quiero es estabilidad económica. Ya vivo parcialmente del cómic y la ilustración, o al menos “malvivo”, así que me gustaría alcanzar el nivel suficiente de dibujo que me permita tranquilidad. Luego ya, en segundo lugar,  viene eso de desarrollarme como “artista”, “contar mis historias”, etc., etc. Con suerte y trabajo creo que  Men Of Bronze Studios se hará un hueco en la industria.

– ¿Qué crees que hace falta para llegar a lo más alto?

Trabajar más, o sea, trabajar más en mejorar y trabajar más en oportunidades. Creo que los dibujantes aprenden mucho más publicando que rellenando páginas y más páginas en casa. Hay que dar cierto nivel para empezar a publicar, pero creo que, a partir de ahí, la continuidad (del trabajo, no la de Pedro Angosto je je), hace mucho.

– ¿Marvel, DC u otra editorial?

Todas. Le tengo más cariño a Marvel, porque Marvel fueron los primeros cómics que leí, pero luego lees de todo y de todos, siempre que sea interesante.

– ¿Cuáles son tus principales influencias?

Pues siempre me he definido un dibujante de la Generación Byrne, porque suyas eran las primeras cosas que vi. Digamos que me atrae más la mejor narrativa que el mejor dibujo, y no digo que Byrne no sea de los mejores dibujantes, pero sí creo que me marcó más su forma de narrar, y en menor parte, su forma de dibujar. Luego están dibujantes como Alan Davis o Carlos Pacheco, que me sirven también como guía por su forma de plantear los cómics. No solo hacen dibujitos bonitos y ya está.

– ¿Cuál es tu dibujante favorito?

Arthur Adams, sin duda, pero la lista de los que se le acercan es grande. Tendría que incluir a los nombrados Davis y Pacheco, a Inmonen y Reis, al incombustible Leonardi y al añorado Wieringo. Y también al que más me está sorprendiendo actualmente, que es Sean Gordon Murphy.

– ¿Cuál es la obra cuyo dibujo te gusta más?

El Anual 11 de Uncanny X-Men, el de Alan Davis con el villano Horda que usa a la Patrulla-X para robar en la Ciudadela de Cristal.

– ¿Hace falta un buen guión para que el dibujo destaque?

Hacen falta buenos guiones, siempre, en todo, pero también hay dibujos que destacan pese a malos guiones. Ya no entro en si son buenos cómics o malos, pero sí es cierto que yo he leído muchísimos más cómics con excelentes guiones y pésimos dibujos que cómics con malos guiones y dibujos geniales.

Eso como lector, pero como dibujante diré que cuánto mejor sea un guión, tanto en explicaciones como en ideas e historia, tanto mejor para dibujarlo. Dejar solo al dibujante y confiar en su pericia como narrador es arriesgado. En Men of Bronze Studios trabajamos mucho en desarrollar eso, en buenos guiones, concisos y detallados, pero con libertad, escritos para nosotros ex-profeso por Pedro Angosto, sumados a la práctica constante de todos: dibujantes, entintadores, coloristas…

– Un consejo para los que quieran seguir tus pasos.

Los míos o los de otros, yo diría que mejorar en el dibujo es primordial, pero también leer mucho y aprender de los mejores. Empaparte de cómics buenos, no siempre los dibujantes que hacen mejores cómics son los que dibujan mejor. Hay que saber encontrar el punto medio entre buen dibujo y buena narración, porque son cómics, no libros de ilustraciones.