Todas las noticias del Universo Marvel

El póker a modo Gambito, más manejable que nunca gracias a los móviles

El póker es uno de los juegos con más adeptos del mundo. Ha logrado sobrevivir al paso del tiempo y de las modas y cada vez son más los aventureros que deciden adentrarse entre los ases y picas en busca de la mejor mano para convertirse en los vencedores de las apuestas.

Se trata de una mezcla perfecta de azar y estrategia, capaz de activar la adrenalina hasta límites insospechados. Como norma general, se reparten cinco cartas y, a través de descartes, los jugadores tienen que conseguir la mejor jugada posible, que va desde la pareja simple hasta la escalera de color. También se pueden formar más combinaciones, como dobles parejas, tríos, fulls o pokers, aunque todo depende de la variante a la que se juegue. Sus reglas pueden parecer complicadas a simple vista, pero una vez se empieza a jugar, son pocos los que desisten y no repiten en el siempre emocionante tapete verde.

La práctica, no obstante, es importante para dominar el arte de los naipes y sacarle el máximo partido. Por eso, los aficionados al póker están de enhorabuena, ya que gracias a Internet y a los dispositivos móviles, ahora es más fácil que nunca convertirse en un gran jugador. Ya no es necesario acudir a un casino tradicional u organizar una partida para disfrutar de este juego. Son varios los operadores, como Casino Online Espana en su portal www.casinoonlineespana.es, los que han diseñado fantásticos casinos virtuales, en los que el póker ocupa un lugar destacado, y a los que se puede acceder en cualquier momento y lugar, con apuestas o de forma gratuita, según los intereses de cada jugador.

Los usuarios tan solo tienen que contar con un dispositivo móvil con conexión a Internet, registrarse y descargarse el software diseñado para la ocasión. En cuestión de segundos, tu teléfono puede convertirse en un casino online personalizado con múltiples mesas y torneos donde participar.  No importa dónde estés, ni con quién. Con un solo click, tú decides cuándo empiezas o continúas la partida. Nunca antes el póker había sido tan manejable como ahora. ¿Vas a dejar escapar esta oportunidad?