Todas las noticias del Universo Marvel

Terrence Howard habla de su despido de Iron Man

Terrence Howard

A pesar de que todos los fans estamos muy contentos con Marvel Studios y su trabajo, y a pesar de que la mayoría de gente que trabaja o ha trabajado con ellos están contentos, hay alguna gente que podría no estar muy de acuerdo. Es el caso de Ed Norton y Mickey Rourke, que sabemos que no acabaron muy bien con el estudio e hicieron declaraciones públicas en contra de la rama cinematográfica de la Casa de las Ideas. Recientemente, también se rumoreó que Natalie Portman fue forzada por contrato a repetir su papel de Jane Foster en Thor: El Mundo Oscuro, ya que la actriz se había negado. También está el caso de Terrence Howard, que interpretó a James “Rhodey” Rhodes en Iron Man, y cuando pidió más dinero para repetir en la segunda parte, el estudio le reemplazó por Don Cheadle. Precisamente este último, durante una reciente rueda de prensa de su nueva película, Dead Man Down, habló sobre sus pensamientos acerca de la franquicia de Iron Man.

Es similar a lo que le pasa a mi personaje en esta película: Ha perdido mucho. Aunque estuvo manteniendo su base. Todas las cosas que estuvo construyendo para su futuro no iba a sostenerle. Desafortunadamente, volvió para buscar su propia venganza.

Tuve que tomar una decisión. Podría haber buscado venganza contra Marvel y todo eso. Pero aprendí algo en mi vida, ¿sabes?

Todo esta controlado por esa teoría de olas de partículas. A menudo, cuando nos movemos y estamos arriba en esa hola miramos arriba. Pero en el momento en que estamos descendiendo seguimos mirando arriba. Imagina: estamos cayendo.

Pero si giras y te orientas en la dirección en la que estás yendo, ganarás tiempo y una gran cantidad de inercia para salir del valle y perderás la próximas dos o tres caídas cuesta abajo.

Me encanta el hecho de que Iron Man me pusiese en un escenario del mundo y probase mi fuerza de personaje. Porque elegí no contraatacar, no tratar con alegaciones, sino continuar hacia adelante y hacer lo que tenía que hacer.

Tuve que empezar de nuevo: pasé de ganar 6 millones por hacer una película a volver a ganar 60.000 dólares. Pero mientras no te rindas y seas capaz… Pronto haré 20 millones. Porque he aprendido las lecciones del ayer.

Fuente: Desde Hollywood.