Todas las noticias del Universo Marvel

Gary Friedrich continúa su lucha por los derechos del Motorista Fantasma

El co-creador del Motorista Fantasma Gary Friedrich ha apelado un fallo judicial de diciembre de 2011 que afirma que cedió todos sus derechos sobre el Espíritu de Venganza cuando aceptó cheques de la predecesora de Marvel hace 40 años.

Gary Friedrich

El guionista interpuso una demanda en abril de 2007, poco después del estreno de la película Ghost Rider, acusando al estudio, a Marvel, a Hasbro y a otras compañías de infringir los derechos de copyright, publicidad engañosa y competencia desleal, entre otras cosas, afirmando que él había recuperado los derechos del personaje seis años antes. Friedrich argumentó que él creó a Johnny Blaze / Motorista Fantasma en 1968 y más tarde estuvo de acuerdo en publicar al personaje a través de Magazine Management, que más adelante se convertiría en Marvel Entertainment. Bajo el acuerdo, la editorial mantuvo los derechos de la historia del origen del personaje publicada en Marvel Spotlight Nº 5, en 1972, y los subsecuentes trabajos del Motorista Fantasma. Sin embargo, Friedrich alegó que la compañía nunca registró el trabajo en la Oficina Norteamericana de Copyright, permitiendo que los derechos regresasen a sus manos en 2001.

Marvel contraatacó en 2010, acusando a Friedrich de violar su marca usando la frase Ghost Rider y firmando sin autorización pósters, tarjetas y camisetas tanto por internet como en convenciones de cómics . En diciembre de 2011, un juzgado federal rechazó la demanda de Friedrich, poniendo como motivo que el guionista cedió la propiedad cuando aceptó cheques que contenían palabras de cesión de derechos a los predecesores de Marvel. El juez dijo que Friedrich firmó la cesión del personaje en 1971 y después otra vez en 1978 a cambio de la posibilidad de más trabajo como freelance para la editorial. Dos meses después, Marvel estuvo de acuerdo en abandonar su batalla legal si Friedrich pagaba 17.000 dólares por daños y dejaba de firmar sin autorización material del Motorista Fantasma, un movimiento que levantó muchas críticas entre los fans y los creadores.

Pero ahora Daniel Best informa de que Friedrich a vuelto a la carga y a principios de este mes ha apelado a esta decisión argumentando, sobre todo, que la Juez del Distrito Katherine Forrest erró cuando decidió que las palabras de la parte trasera de los cheques de Marvel de principios de los años 70 y del contrato freelance de 1978 eran suficiente para constituir una transferencia de derechos. Friedrich objeta con las palabras del acuerdo estándar de 1978, en el que un creador garantizó para siempre todos los derechos de un trabajo a Marvel y estaba de acuerdo en no impugnar la propiedad exclusiva, completa y sin restricciones de Marvel. Sin embargo, lo más importante es que su abogado afirma que el acuerdo fue alcanzado bajo coacción, con Friedrich diciendo que si quería seguir trabajando para Marvel tenía que firmar.

Veremos en qué acaba todo esto.