Todas las noticias del Universo Marvel

[Reseña] Los Vengadores, Parte III (Versión Ultimates, con spoilers)

Antes de comenzar, voy a hacer unos cuantos avisos. El primero, y más importante, es que la versión de esta reseña está llena de SPOILERS hasta tal punto que se narran detalles concretos de la película que podrían estropear más de una sorpresa. La recomendación personal, si sois capaces de aguantar unas horas, es que no sigáis leyendo y vayáis al cine con la mayor incertidumbre posible. Otra opción, es leer la reseña Versión Vengadores de los Grandes Lagos, más light y sin ningún spoiler. Por otro lado, esta reseña es la continuación de esto (parte I) y esto (parte II), así que si habéis decidido continuar, mejor que empecéis por el principio. Dicho esto, avisados quedáis.

Básicamente, dejamos la película en un punto donde todo transcurre en el Helitransporte. Loki está encerrado en una celda y los héroes se encuentran reunidos discutiendo unos con otros y, a la vez que desconfían entre sí, lo hacen también de la persona que les ha reunido, Nick Furia. Y eso es porque descubren, gracias a la información robada del Helitransporte por Tony Stark, que S.H.I.E.L.D. en realidad quiere el Cubo Cósmico para construir armas (dicen que para combatir a seres con superpoderes), y que utiliza a los héroes para tener de su lado al arma de destrucción masiva que forman.

Mientras se producen discusiones de lo más tensas y cómicas a partes iguales, la Viuda Negra mantiene su trozo de protagonismo junto a Loki, mostrándonos una escena en la que la Viuda quiere saber qué ha pasado con Ojo de Halcón, y Loki la manipula hasta hacerla llorar. No sabíamos que Natasha fuera tan débil mentalmente, pero eso es porque no lo es, ya que en realidad es ella la que manipula a Loki para sacarle información.

A partir de este punto comienza la acción pura y dura de la película, y ya no habrá descanso hasta que se termine, a pesar de que apenas llevamos un poco más de la mitad. Comienza con Ojo de Halcón y un pequeño ejército llevando un asalto al Helitransporte, cuyo primer paso es destruir parte de la nave con unos misiles.

Por un lado tenemos a Bruce Banner y la Viuda, que caen un lugar aislado, y donde el bueno de Banner acaba mostrándonos la primera imagen de Hulk en la película. Allí, la bestia verde comienza a enfrentarse y a perseguir a la Viuda Negra, en un combate muy desigual pero realmente curioso. Justo cuando Hulk estaba a punto de acabar con Natasha, aparece Thor, y al fin podemos observar la clásica pelea de los cómics entre el Gigante Esmeralda y el Dios del Trueno. La batalla se desarrolla en los hangares de la nave, y es graciosa, intrigante, emocionante y genial, no tiene desperdicio. Eso sí, si queréis responder por fin a la pregunta de cuál de los dos es más fuerte, me temo que os quedaréis con las ganas.

Por otro lado tenemos a Iron Man y el Capitán América, que justo antes del ataque estaban a punto de llegar a las manos y ahora deben colaborar para poner de nuevo en marcha uno de los motores dañados del Helitransporte. Los dos se ponen de acuerdo, acaban con enemigos, colaboran y llegan a buen puerto, y quizás este sea el primer momento en el que realmente se dan cuenta que ayudándose pueden llegar más lejos que discutiendo.

Otra parte de la acción tiene lugar en la sala de mandos del Helitransporte, donde Nick Furia y Maria Hill dan buena cuenta de miembros del ejército invasor, demostrando que saben hacer algo más que dar órdenes y recibirlas. Y, por supuesto, el último foco de atención es la celda de Loki, porque ¿para qué iba a ser este asalto si no es para liberarle? Bueno, pues como se nos descubre, no solo es para esto, sino porque en el fondo todo era un plan perfectamente orquestado para hacerse con Hulk. Y es que Loki parecía débil y bajo control, pero nada más lejos.

De vuelta a la pelea entre Thor y Hulk en el hangar, un avión se pone a disparar a Hulk y este salta sobre el avión, destrozándolo y cayendo al vacío. Entonces Thor se dirige hacia donde está encerrado Loki, y allí se ve engañado por una ilusión y acaba encerrado en la celda, mientras su hermanastro queda libre y se burla de él. En ese momento aparece un hasta ahora desaparecido Agente Coulson, que a pesar de llevar un arma muy potente construida para hacer frente al Destructor, acaba siendo atravesado por la lanza de Loki y muere allí mismo. Poco después llega Furia, solo para encontrarse que la celda ha sido soltada al vacío (con Thor dentro) y que Coulson está muerto. Mientras, la Viuda Negra se encuentra con Ojo de Halcón, y ambos mantienen una pelea bastante buena que acaba con un golpe en la cabeza de Clint Barton que le libera del control de Loki.

Finaliza así el asalto, con los malos escapando, Hulk desaparecido, Thor en caída libre dentro de la celda (que acaba rompiendo para caer intacto en alguna parte de Estados Unidos), el Capi y Iron Man arreglando el motor que salva al Helitransporte de acabar estrellado, Phil Coulson muerto y el resto (Maria Hill, Nick Furia y la Viuda Negra) intactos pero abatidos. En este momento, se produce un paréntesis en el que vemos a los héroes muy afectados por la muerte de Coulson, un hecho que Nick Furia aprovecha para manipularlos y hacer que al fin trabajen como equipo para derrotar a los malos. También se nos muestra una escena con Natasha y Clint, mientras el segundo se recupera, en donde se excava en la profunda relación de amistad que ambos mantienen desde hace muchos años.

Cuando nos queremos dar cuenta, esto ha surgido efecto y los héroes ya marchan en busca del villano. Mientras, Furia da explicaciones al Consejo, ignora sus peticiones de abandonar la Iniciativa Vengadores y decide ir por su cuenta asumiendo los riesgos. Mientras, Loki consigue abrir un portal encima de Mahattan con la ayuda del Dr. Selvig, y comienzan a cruzarlo grandes cantidades de Chitauri que comienzan a sembrar el caos y la destrucción por toda la Gran Manzana.

Los Vengadores llegan al lugar de batalla, y mientras el Capi, Ojo de Halcón y la Viuda se distribuyen, Iron Man llega a la Torre Stark, donde está Loki, y donde mantienen la conversación que hemos visto en los tráilers y otros vídeos, aquella en la que se produce el famoso diálogo “yo tengo un ejército, y nosotros un Hulk” y en la que Stark hace ya referencia a los Vengadores como tal. Loki intenta controlar mentalmente a Stark, pero una pulsera que se acaba de poner el multimillonario se lo impide. Cabreado, Loki lo lanza por la ventana, pero la pulsera resulta ser también un dispositivo que hace que su nueva armadura, la Mark VII acuda a él. Comienza pues un enfrentamiento entre ambos personajes del que, finalmente, Loki acaba escapando.

Los VengadoresLa acción se va alternando en diferentes zonas, con diferentes personajes, siempre mostrándonos las habilidades de cada uno de ellos de forma que nos hace creer que estamos viendo un cómic en movimiento, porque en realidad todo transcurre según siempre hemos soñado cuando pensábamos en una posible película de nuestros personajes favoritos de los cómics de Marvel. En algún punto, se incorporan Thor con Bruce Banner, justo después de que se revelen los Leviatanes (sí, he dicho “los”, porque aparecen varios), y vemos una genial transformación de Hulk para acabar con uno de ellos en la que además se nos revela que Bruce realmente puede controlar la transformación según voluntad. A partir de aquí es todo acción pura y dura, con Ojo de Halcón lanzando flechas de todo tipo con gran puntería; Thor repartiendo con el martillo y lanzando rayos; el Capi dirigiendo el cotarro, dando órdenes y peleando como el héroe que es; Iron Man volando  por toda la ciudad mientras lanza rayos para destruir enemigos; la Viuda Negra intentando llegar al Cubo Cósmico para cerrar el portal; y Hulk haciendo lo que mejor sabe hacer, aplastar (de lo mejor de la acción de la película).

Sobra decir que, tras los clásicos momentos en los que parece que todo está perdido, los momentos de acción espectacular por parte de cada personaje por separado, los efectos especiales, la pomposidad, el vértigo, las explosiones, la tensión, la emoción y la cada vez mayor sensación de trabajo en equipo entre todos los héroes, al final los buenos ganan y detienen a los malos. Eso sí, no si un momento de tensión final: el Consejo decide lanzar una bomba nuclear sobre Manhattan porque no confían en los Vengadores para detener la amenaza, y más cuando ellos también son una amenaza. Nick Furia no consigue detener al avión que porta la bomba, y una vez lanzado el misil, le toca a Iron Man detenerlo. Pero con el portal a punto de ser cerrado gracias a la Viuda Negra y, en general, a la colaboración de todos, a Stark se le ocurre desviar la bomba a la otra dimensión antes de que se cierre el portal, pero sacrificándose él. Como siempre ocurre en estas escenas, el sacrificio es momentáneo, porque al final siempre acaba terminando bien.

Y aquí termina todo, con los héroes satisfechos, unas secuencias de noticias y declaraciones de ciudadanos sobre los nuevos héroes (para unos) o la nueva amenaza (para otros), incluido el cameo de Stan Lee, y una despedida momentánea. Selvig se recupera y vuelve a S.H.I.E.L.D., Banner se va con Stark, Romanoff con Barton, Steve Rogers se queda con Furia y Thor se vuelve a Asgard con Loki como prisionero y con el Cubo Cósmico.

He  de decir que la acción, a pesar de durar bastante tiempo, transcurre de forma vertiginosa, con todo en su justa medida y sin resultar demasiado pomposa o artificial. De nuevo, a pesar de ser un no parar, se incluyen diálogos la mar de interesantes e inteligentes, y humor, mucho humor que hace que en un momento estés en tensión, luego sueltes una carcajada y después vuelvas a estar tensión. Son muy simpáticos varios momentos como el del Capi dado órdenes a un policía que no sabe si obedecer porque no sabe quién es ese tipo disfrazado que le dice lo que tiene que hacer, o el de Hulk dando una paliza terrible a Loki en la Torre Stark.

Finalmente, para terminar, viene la famosa escena de los créditos finales. En ella, vemos como un ser sin identificar informa a otro ser superior (el que prestó el ejército a Loki) de que el Dios del Engaño ha fracasado, y que los humanos parecen ofrecer más resistencia de la que pensaban. Cuando este ser sugiere que quizás habría que dejar de lado la idea de conquistar la Tierra, el ser superior dice que en realidad todo va según lo planeado, y es en el momento en el que se da la vuelta y se ve que es Thanos.

Los Vengadores

Como comentario final, quiero recalcar de nuevo la gran labor de Joss Whedon en el guión y en la dirección, principalmente por los diálogos y por el hecho de haber conseguido juntar a tantos personajes tan diferentes y haber sabido darles a cada uno su momento. Además, está el hecho de haber enlazado todas las películas de Marvel con esta de una forma casi perfecta, y casi que habría que darle un aplauso por habernos brindado semejantes momentos de acción de esta manera, más teniendo en cuenta que no es precisamente su fuerte.

La película es totalmente recomendable, diría que casi obligatoria. Es la mejor de Marvel de largo, y una de las dos o tres mejores películas de superhéroes de la historia. Deciros también que, aunque hayáis leído esto con tantos spoilers, la experiencia no se parece en nada a verla, y sí, quizás os haya desvelado alguna sorpresa, pero sigue mereciendo la pena ir al cine.  Además, el hecho de escribir estas reseñas de memoria hace que me haya olvidado de muchos detalles que no conoceréis hasta que veáis el filme, así que una razón más para ir al cine. Hacedlo, y luego venís y nos contáis qué tal. ¡Vengadores reuníos!