Todas las noticias del Universo Marvel y Star Wars

Conjunto de declaraciones de Joss Whedon sobre Los Vengadores

Joss Whedon

Hablando con Den of Geek sobre su participación como co-guionista en Cabin in the Woods, Joss Whedon comentó detalles de su relación con Marvel Studios amén de su trabajo con Los Vengadores. Esencialmente, Whedon habla de la libertad que le dieron a la hora de dirigir la película.

Realmente me dejaron hacer mi película. Dijeron, ‘Estas son las cosas que necesitamos, este es el villano, queremos que pase esto, necesitamos el conflicto aquí, este es el tercer acto, lo siguiente estará involucrado’. Y es algo con lo que estuve de acuerdo. Es genial, me dieron los parámetros, porque yo sabía en dónde me metía, e hicieron parte del trabajo preliminar por mi. Y sé que cómo está su agenda en términos de estilo, y lo que estamos proporcionando en términos de emociones y adherencia al Universo Marvel, con el que estoy muy familiarizado.

Pero fue como en los cómics, porque no interfirieron. Les dije, ?Este es el tipo de película que quiero hacer’, y dijeron, ‘ De acuerdo, haz esa película’. Y eso es lo que ocurrió. Y se entrometieron menos que ningún otro estudio con el que haya trabajado, incluso aunque tenían una serie muy estricta de detalles que debían ocurrir. Fue una experiencia extrañamente libre.

Por otro lado, hablando en la SXSW para Leaky News, Whedon comentó sobre su abordaje de la película, la experiencia general de producción e, incluso, bromeó sobre los villanos secundarios que tanta cola están trayendo.

Esto se destapó lentamente para mi, pero creo que es lo normal porque yo soy lento. He estado dando vueltas alrededor de Marvel durante mucho tiempo. Sentía como que era un favor, que es algo que hago a veces. Leo el guión y doy mi opinión. Dije bueno, esto no funciona, pero si vais a hacer una películas de los Vengadores, esto es lo que haría. Entonces gradualmente empezamos a reunirnos otra vez y fue como, ‘¿Esto es una entrevista de trabajo? ¿Qué está pasando aquí?’. Porque de repente empecé a pensar sobre ello cada vez más y a querer hacerlo, y fue un proceso de cortejo todo el tiempo y fue como un poco fuerte.

Puro pánico, quizás tres veces en total.

Las limitaciones es algo con lo que cuento. Un novelista tiene una página en blanco. Un guionista de género nunca tiene una página en blanco. Eso es útil para mi. Del mismo modo, la restricción de presupuesto, escenario o localización, cualquier cosa similar, puede ser realmente útil. Cuando puedes tenerlo todo, todo el mundo quiere darte todo, entonces es muy duro hacer que las cosas parezcan reales, hacer que las cosas parezcan que tienen vida propia.

Tuvimos esos escenarios increíbles, diseñados de una forma realmente bella, y épicos, y geniales, pero descubrí que una vez que tuvimos los escenarios y empezamos a rodar en la localización, mi trabajo de cámara se volvió mucho más interesante, porque tenía que trabajar alrededor de esas cosas.

A veces, intentar dejar a un lado el gran presupuesto de la película fue parte del proceso creativo.

Como productor, me convenció simplemente de que ser demasiado agarrado no es una cosa buena.

Tengo un tipo con una capa, un tipo con una A en su cabeza, un tipo verde, es un equilibrio delicado. Y cualquier cosa que pudiese hacer para que pareciese real, incluso habiendo escenas por ordenador, lo mantuve.

Si todo encaja perfectamente va a ser una desconexión, va a parecer demasiado limpio. No va a parecer como lo que suelo hacer en una película, que es una ligera suciedad.

Soy un fan. Quiero ver qué pasa con Thor y con el Capitán América y que podemos hacer con ese escudo. Todas esas cosas que han estado en mi ADN desde que era un niño. Me encanta todo esto. En cuanto a cómo lo hago mío, creo que obviamente veo a los Vengadores y pienso que el equipo no necesita tener ningún sentido, pero que puedo trabajar con ello, porque ni siquiera tiene sentido para ellos. Son gente extraordinariamente disfuncional. Y siguen su propio camino aislado. Así que simplemente ser capaz de contar esa historia básica de gente aislada que se junta y se convierte en más que compañeros, es una algo con mucho significado para mi.

Aún no estoy listo para los superhéroes post-modernos. Lo primero que les dije a la gente de Marvel fue que quería hacer una película de guerra.

Muchas de esas películas hacen un montaje muy bonito y el héroe lucha contra una versión más grande de él mismo, y es limpio. Yo simplemente quería ensuciarlo todo, quería ponerlos realmente a prueba. El sentimiento que obtienes de una buena película de este tipo es como, ‘Oh Dios mío, ahí viene otra vez, no vamos a salir con vida de esta’. Esa es la sensación que quería provocar.

Los malos son vulcanianos. No sé mucho sobre el Universo Marvel, y pensé que eran vulcanianos.

Lo que probablemente pasó es que simplemente dije algo que Marvel no quería. Es raro ser despedido demasiado tarde.

La primera versión de Los Vengadores era un poco más larga. Podría haber sido infinita. Simplemente me marché y me dediqué un tiempo pasando buenos momentos con mis amigos, pero hubo un trabajo artístico muy comprimido y pusimos mucho corazón en ello. Volví a Los Vengadores y dije ok, ahora puedo tratar con esto con distancia suficiente, y empecé realmente a editarla a través de los ojos de la gente que va a verla.

Si no hubiera podido poner mi corazón y alma en Los Vengadores, no podría haberla hecho. Nunca podría haber aceptado el trabajo.

Turno ahora para declaraciones para la MTV, en las que Whedon habló de que la película ya casi está acabada, de tener a bordo a Alan Silvestri parala banda sonora, de qué espera él del público y de otras cosas.

Lo más satisfactorio de Los Vengadores es que pronto la terminaré. Eso es casi una garantía, aunque escuchar a Alan Silvestri conducir una orquesta de 80 miembros no es ninguna tontería. Fue una experiencia realmente bonita. Hizo un gran trabajo, estás escuchando música en directo y viendo tu película de una forma que no tiene sentido hasta que tiene esa música. Fue emocionante.

Disfruté teniendo a todo ese reparto. Cuando se juntaban, la energía que se daban los unos a los otros, la forma en la que interpretaban, la forma en la que se protegían narrativamente, asegurándose de que cualquiera que tuvieran en frente sacase más provecho del que ellos sacaban. Hubiera sido fácil imaginar que todos hubieran pensado solo en ellos, pero siempre pensaban en el conjunto, y eso era realmente divertido. Excepto a veces que chismorreaban y hablaban demasiado. ‘ Chicos, estamos rodando. Tenemos que hacer una película. Esto no es una fiesta, esta no es la habitación verde’.

Quiero que el público se sienta exhausto y satisfecho. Es un viaje, y ponemos los tornillos. Realmente ponemos a los personajes ahí, y queremos que el público esté con ellos en cada paso del camino, y que salgan diciendo, ‘Fue una experiencia extraordinaria, y ahora quiero pagar por verla otra vez’.