Todas las noticias del Universo Marvel

Habla el doble de Nicolas Cage en Ghost Rider: Espíritu de Venganza

Rick English

Rick English trabaja como doble desde 2001 y ha participado en algunas de las películas más importantes de los últimos tiempos, con los mejores directores y coordinadores de dobles, doblando a actores como Nicolas Cage, Gerard Butler, Hugo Weaving, Jason Flemyng, Stellan Skaarsgard, Michael Fassbender, Mark Strong o Alan Rickman. Experto en artes marciales y en carreras de motos, Rick ha desarrollado una exitosa carrera como doble, y continua desarrollando sus habilidades para proporcionar la mejor interpretación posible. CBM ha podido hablar con English sobre su trabajo en Ghost Rider: Espíritu de Venganza como doble del Motorista Fantasma.

– ¿Cuál fue exactamente tu trabajo como doble de Nicolas Cage en Ghost Rider: Espíritu de Venganza?

Estaba por encima de la luna cuando me llamaron para Ghost Rider: Espíritu de Venganza. No me importa lo que diga la gente. Realmente me gustó la primera película. No estaba familiarizado con el personaje de cómic así que no tenía ideas preconcebidas sobre cómo debería ser la película. Pienso que fue un buen entretenimiento con motos y un tipo con su cabeza en llamas, ¿por qué no me iba a gustar? Empezamos a prepararnos para la nueva película y eso significó para mi mucho tiempo en moto, explorando sus límites y viendo que podíamos conseguir hacer. También empezamos a juntar potenciales movimientos de lucha para darle al personaje, con y sin las cadenas. Sabíamos que Nic iba a aportar su propio estilo al personaje en esta película, algo que era muy emocionante, pero también era bueno tener un arsenal de movimientos básicos de los que pudiéramos partir.

Una vez que empezamos a trabajar con Nick, realmente aportó algunas ideas geniales, así que intentamos crear las peleas para adaptarlas a su percepción del personaje y fue genial tener sus opiniones y aportes. Pasamos algún tiempo experimentando con algún material salvaje en los primeros días y sabíamos que esta película sería diferente a lo que la gente ha visto antes. Una vez que nos metimos en el rodaje, estaba muy ocupado incluso cuando no estaba interpretando yo mismo, ya que me involucraba en ayudar a Nic. Hice la mayoría del material de moto a gran velocidad, las peleas en vehículos en movimiento y la mayoría del trabajo con cables, aunque como se ha visto en los vídeos de Cómo se Hizo, Nic también saltaba él mismo con los arneses en alguna ocasión.

– El hecho de que doblases a un personaje como el Motorista Fantasma, ¿significó que tuvieses que llevar algún tipo de prostético o era un proceso hecho totalmente por ordenador?

Fue genial doblar al Motorista Fantasma porque sabía que no me tenía que preocupar de mi peinado. No, la mayoría era CGI. Tenían un aparato genial con luz LED que llevabas encima y que creaba los reflejos de las llamas en la ropa, los vehículos, etc. Para el material más peligroso llevaba un casco y para el material en moto a gran velocidad también llevaba gafas para que no me lloraran los ojos y protegerme de piedras, etc. Incluso un insecto o bicho en el ojo es muy molesto a más de 100 Km./h. Nic como Motorista llevaba su propio maquillaje de calavera con los ojos negros, incluyendo lentes de contacto negras. Creo que eso realmente le ayudó a permanecer en el personaje y darle una presencia única y genial en el set.

– ¿Cómo fue trabajar con Nic Cage y el resto del reparto?

Nic es genial para trabajar con él. Es súper profesional, paciente y aprendía todas las peleas realmente rápido, además añadiendo su propio estilo y, aunque tenía sus propias ideas sobre lo que quería de una escena, siempre escuchaba y consideraba los consejos y opiniones de los directores, coordinador de dobles e incluso de mí. Fuera del trabajo también era súper genial. Es un gran fan de MMA y nos divertíamos mucho en el hotel viendo la UFC. También le encantan las motos y es un motorista extremadamente competente, lo que significa que teníamos conversaciones geniales relacionadas con las motos en nuestro tiempo libre. Sabe lo que le gusta y venía con ideas alocadas para algunas escenas de moto.

Había una gran vibración entre el reparto y el equipo de esta película. Todos estuvimos lejos de casa durante un largo periodo de tiempo y simplemente nos juntábamos y hacíamos el trabajo. Johnny Whitworth era un tipo divertido con el que pasar el tiempo. Tenía el hábito de presentarme a toda la habitación cuando entrábamos en un restaurante o un bar, ‘Rick English, todo el mundo’, qué vergüenza. También tenía fuertes ideas sobre cómo debería ser interpretado su personaje y era un placer ayudarle con la cción y el estilo de lucha de Apagón. Todo el reparto estaba animado cuando se trataba de lanzarse a sí mismos a las escenas de acción, algo que creo que es un requisito para participar en una película de Neveldine y Taylor.

– ¿Cómo encontraste trabajar con los directores Neveldine y Taylor?

Trabajar con los directores fue increíble. Me gustó la sensación de las películas Crank. Fueron rápidos y llenos de acción y no se lo tomaban demasiado en serio. Fue refrescante tener a directores jóvenes y geniales que son muy apasionados y entusiastas con la acción. Aunque obviamente querían capturar el diálogo y la interpretación para contar la historia, algunas veces era como, ‘Ok, callemos algunas bocas ahora’. Se emocionaban mucho con el material y eso nos ayudó realmente a juntar las secuencias. También nos ayudó que quisieran estar justo ahí en la acción. Mark Neveldine se tiraba en el suelo para conseguir imágenes y eso hace que su estilo sea realmente único y que las escenas tengan una energía que no se puede falsificar. Si no dirigiera él, creo que definitivamente sería un doble. Su filosofía es como, ‘Si no vives, estás muriendo’. Ambos son realmente divertidos, unos tipos con chispa y es increíblemente divertido trabajar con ellos y tenerlos alrededor. Trabajaría con ellos otra vez sin pensarlo.

– ¿Hay algo más que nos puedas contar sobre tus experiencias en la película?

La película no fue definitivamente coser y cantar. Estuvimos trabajando en un entorno muy hostil. Los días era largos y el tiempo durante los ensayos era sofocante. Pasamos largos días bajo la lluvia en campo abierto ensayando las secuencias en vehículos. Aunque éramos muy bienvenidos a donde quiera que fuéramos, incluso los accesos de algún equipo era complicado en algunas partes del este de Europa. Cuando se trataba de rodar, todos nos juntábamos y estoy muy orgulloso del resultado.