Todas las noticias del Universo Marvel

Shane Black declara sus intenciones para con Iron Man 3

CBR ha podido hablar con el director Shane Black en la Long Beach Comic Con sobre su próximo proyecto, Iron Man 3. En la entrevista, Black comenta varios detalles de cómo pretende hacer la película, así como de la posibilidad de adaptar el clásico arco argumental Demonio en una Botella.

Shane Black

Sobre qué efecto tendrá en Iron Man 3 su visión realista y con los pies en el suelo:

Creo que la aproximación no va a ser una visual o cinematográficamente gráfica. Iron man es un tipo de propiedad diferente, de algún modo, porque Robert Downey es un tipo diferente de actor, un número uno. Si ves la primera Iron Man, los eventos de la historia son como el crossover entre lo que está en el cómic y lo que hay en la vida real. Siempre ha habido la tendencia de hacer de Iron Man un superhéroe del mundo real que trata con cosas un poco más arraigadas a la realidad geopolítica, y después tiene elementos de los cómics. Lo que es interesante para mi de la primera película, y algo que se extiende a la segunda, es el personaje. Si realmente prestas atención a la historia, creo que la mayoría de la gente se preocupa por el personaje, la mayoría de la gente se preocupará por el resultado.

Sobre el sello estilístico que piensa poner en la película tras Jon Favreau:

Creo en algo que no he montado yo, se llama el estilo del pasamanos. Si alguna vez has visto esas estructuras de metal en las que juegan los niños, tienen un aspecto muy rígido y estructurado porque están todas esas barras que están puestas en su sitio y forman una estructura elaborada. Pero si te metes dentro, en realidad es un sitio para jugar. Así que mientras exista la estructura del pasamanos, puedes seguir jugando. Lo que no querría hacer es simplemente jugar y ya está. Primero hay que coger el guión, perfeccionarlo. Estamos trabajando muy duro para asegurarnos de que no estamos escribiendo el guión mientras hacemos la producción, sino que de hecho sabemos que lo estamos haciendo para poder hacer del proceso de producción un proceso de mejora, satisfacción  y enriquecimiento del potencial de nuestro guión pre-existente, en lugar de intentar hacerlo sobre la marcha. Estoy realmente emocionado por estar ya en donde estamos.

Sobre trabajar con Robert Downey Jr.:

Bueno, la gran noticia es que Robert es un tipo que sigue siendo válido. De algún modo, él fue el que me dio esta oportunidad de lanzar una carrera de director. Kiss Kiss Bang Bang fue una buena película, pero no creo que yo lo hiciera muy bien, nadie me alabó después de hacerla. Por un lado, creo que Robert estuvo muy generoso, y si puedo ser atrevido, diría que también muy inteligente por regresar a alguien que realmente comprende y adora su voz. Me encanta este actor, escribiría para él cualquier día de la semana. Así que se convirtió en alguien que fue muy diligente a la hora de comprender y apreciar lo que había estado aportando a la película, y ampliando eso, creo absolutamente en el éxito de Iron Man 3. Si conseguimos que Downey saque lo mejor de él, no podemos perder.

Sobre las posibilidades de ver una adaptación de Demonio en una Botella:

No, porque si vamos por ahí, hay que ir por ahí en serio, y es parte del personaje de Tony. Entonces la película se convertiría en algo sobre eso, porque el viaje que involucra recuperarse del alcoholismo es una película entera. Quiero decir que la intención es mantenerla oscura, interesante, tensa, picante y todas esas cosas, pero no creo que queramos ir tan lejos como par tratar el descenso de Tony a la locura del alcohol. No es ahí donde querríamos estar.

Sobre cómo se diferenciará Iron Man 3 de otras películas basadas en cómics:

Creo que sería un regreso del tipo de películas de acción que recuerdo con cariño, que viene siendo algo con menos matanza aleatoria y más thriller, menos acción y más suspense. Más urgencia del personaje que hace que quieras descubrir qué le pasa, no qué le pasa al edificio que está detrás. Hay cierto aspecto retro que me encanta y es la idea de coger tecnología moderna, toma de decisiones e incluso paletas de color, e inyectarlas con ese sentido de material de thriller de los 70 que hace que parezca más tensa y accesible en lugar de simplemente llamativa y repugnante. Eso es lo que estoy intentando.