Todas las noticias del Universo Marvel

Cobie Smulders habla de Los Vengadores y de su personaje

Aprovechando un podcast de la serie de televisión en la que trabaja, Cómo Conocía a Vuestra Madre, Cobie Smulders ha hablado sobre su papel en Los Vengadores, en la que interpreta a Maria Hill, sobre su contrato para varias películas y sobre el director Joss Whedon.

Cobie Smulders

Sobre para cuántas películas ha firmado:

Además de esta, creo que para siete más. Eso no significa que vaya a hacer siete películas, simplemente significa que si les gusto, entonces me tendrán en más.

Sobre si hay sorpresas por trabajar en una película de esta envergadura:

Sí, todo. No tenía ni idea de cómo iba a ser. Estaba muy feliz por ver una cara conocida en Joss Whedon porque lo conozco socialmente. Pero la película era enorme, en cuanto a magnitud. Quiero decir, simplemente la cantidad de gente necesaria para hacer una película como esta y moverla a Alburquerque, Nuevo México… La gente estuvo trabajando casi siete meses antes de que yo llegara allí.

Sobre cómo es volver a trabajar con Joss Whedon:

Un sueño. Fue muy bientrabajar con él porque ya teníamos confianza. Había mucha gente extremadamente talentosa y muy famosa trabajando en esta película. Y me sentí muy libre. Y él fue muy amable conmigo y sentí que sacaba lo mejor de mí en el aspecto interpretativo. Realmente fui allí como diciendo, ‘Haré cualquier cosa que quiera que haga, Señor’.

Sobre entrenar para un papel que no demanda preparación física:

Contraté a un increíble entrenador de operaciones especiales para que me enseñara a coger una pistola, que me llevase a un campo de tiro, que me enseñase a golpear, a mantener el equilibrio, a caminar y básicamente a cómo observar. No hago muchas escenas de lucha en la película, que es por lo que no me ofrecieron un entrenador, pero quise parecer que tenía esa habilidad. Y realmente llegué al fondo del personaje, pero cuando llegas al set y estás a punto de rodar, todo en lo que has estado trabajando se desordena. Y entonces te conviertes en algo que se queda al margen.