Todas las noticias del Universo Marvel

[Artículo] Llega Regénesis: Principales relanzamientos mutantes de la historia

Durante los últimos meses, Marvel ha estado promocionando X-Men: Regénesis, un nuevo renacimiento del universo mutante de la Casa de las Ideas que deriva de la miniserie X-Men: Cisma. Ha habido entrevistas, teasers, imágenes filtradas, rediseños e incluso habrá un nuevo Uncanny X-Men Nº 1 que termina con una numeración que ha durado 48 años.

Uncanny X-Men Nº 1

Y aunque el gancho es nuevo, con los personajes dividiéndose entre dos bandos según estén de acuerdo con Cíclope o con Lobezno, la meta global resulta bastante familiar. Marvel ha cambiado y refrescado los cómics de los X-Men muchas veces en el pasado, y por ello aquí os dejamos un repaso de las principales remodelaciones que han sufrido por cortesía de Newsarama.

Giant-Size X-Men Nº 1 (1975)

Es una historia que ha sido contada muchas veces, pero el Giant-Size X-Men Nº 1 de Len Wein y Dave Cockrum fue un cambio de juego en todos los sentidos. Después de languidecer en el purgatorio de la reimpresión durante cinco años, Marvel revivió a los X-Men con este one-shot que presentó a nuevos personajes como Tormenta, Rondador Nocturno, Coloso y Ave de Trueno, y añadió a Lobezno a la mezcla de los X-Men por primera vez. El resto es historia: el guionista Chris Claremont pronto se embarcó en una longeva y altamente influyente carrera en el cómic, Lobezno se convirtió en el Hombre X más famoso de todos los tiempos, le siguieron docenas de spin-offs y los personajes y el concepto disfrutaron de una amplia popularidad en múltiples medios en los que antes no habían aparecido nunca.

X-Men Nº 1 (1991)

Este otoño habrá cinco series diferentes pertenecientes a la continuidad principal de Marvel con X-Men en el título (Uncanny X-Men, Wolverine and the X-Men, Astonishing X-Men, X-Men: Legacy y X-Men). Pero hace 20 años, una segunda serie de X-Men fue una idea muy revolucionaria, y así el X-Men Nº 1 de Chris Claremont y Jim Lee tuvo un éxito enorme, reconocido por Guinness como el número único de cómic más vendido de todos los tiempos. El cómic también trajo cambios al status quo de los propios X-Men, ya que se dividieron estratégicamente en dos grupos: el azul de X-Men y el dorado de Uncanny X-Men, un designación que parece haber regresado con Regénesis (al menos en el marketing).

Revolution (2000)

Con la primera película de los X-Men a punto de llegar a los cines, Chris Claremont regresó a X-Men y Uncanny X-Men en el año 2000, con la palabra Revolución impresa en la portada de los cómics y una lista de dibujantes de prestigio como Adam Kubert o Leinil Francis Yu. Dando un salto hacia adelante de seis meses en las historias, se situó a Cable junto a los X-Men y se presentó a unos nuevos villanos, los Neo. Pero las cosas en general no congeniaban, y Claremont dejó ambas series en menos de un año. Revolución también incluyó la pequeña remodelación Counter-X, con el aclamado guionista Warren Ellis supervisando los títulos satélite X-Man, X-Force y Generación X, al que se unieron respectivamente los co-guionistas Steven Grant, Ian Edginton y Brian Wood.

New X-Men (2001)

Las cosas cambiaron incluso más solo un año después de Revolution con la llegada de Grant Morrison a los cómics de los X-Men. En X-Men Nº 114, de mayo de 2011, la serie cambió de título a Nuevos X-Men, título que se mantuvo durante toda su etapa (y hasta un poco después) , aportando una perspectiva diferente a los cómics de X-Men, con toques que aún se pueden ver en los cómics actuales. Morrison, y su frecuente colaborador en los dibujos Frank Quitely, vistieron a los X-Men con trajes más prácticos y no muy distintos a los de las películas, y el guionista conocido por sus extravagantes conceptos no defraudó, creando a personajes como Fantomex, un alumno de Arma Plus con un sistema nervioso externo que es en realidad un platillo volante. Con el cambio a Nuevos X-Men, Claremont se trasladó a la nueva serie X-Treme X-Men, y Peter Milligan y Mike Allred se unieron para una paradigmática etapa en X-Force, que más tarde evolucionó en X-Statix.

ReLoad (2004)

Tras la marcha de Morrison del universo X-Men (y de Marvel en general), Marvel eligió reiniciar sus títulos X, reclutando al creador de Buffy Cazavampiros, Joss Whedon, para escribir su primer cómic de Marvel, Astonishing X-Men, con el dibujante de Planetary John Cassaday. Aunque la etapa continuó con varios elementos introducidos por Morrison, como la relación entre Cíclope y Emma Frost, Astonishing también volvió a la base del cómic, devolviendo la vida a Coloso y vistiendo a los X-Men con sus trajes tradicionales de superhéroe. Whedon permaneció en Astonishing durante 24 números y un Giant-Size. Como resultado de ReLoad, X-Treme X-Men llegó a su fin, y Claremont regresó una vez más a Uncanny X-Men, donde esta vez estuvo unos dos años.